23 de agosto de 2017
23.08.2017

Activado el plan B

El Deportivo aguantará hasta el límite para incorporar a Lucas, pero ya tantea la incorporación de otro delantero - Slimani, del Leicester, es el primero de la lista de posibles sustitutos

24.08.2017 | 14:45
Activado el plan B

La negociación para recuperar a Lucas no avanza, ya que el Arsenal se mantiene enrocado en su postura. La oferta de 12 millones de euros del Deportivo le parece insuficiente a un club que el año pasado pagó 20 a los coruñeses por este jugador. La cesión, que es la otra alternativa, también está complicada para los blanquiazules, pues los cinco millones que solicitan los gunners suponen demasiado dinero para un solo año de contrato. Aunque la directiva deportivista apurará hasta el final para conseguir el regreso del atacante de Monelos, la dirección deportiva ha activado el plan B para tener mayores soluciones en la parcela ofensiva. En ese sentido, el Deportivo tiene en el punto de mira a Islam Slimani, delantero del Leicester que hace dos temporadas había brillado en el Sporting Club de Portugal. No es la única posibilidad que barajan en la plaza de Pontevedra, pero sí donde está colocado el punto de mira de los técnicos.

Todo sin dejar de insistir en la contratación de Lucas Pérez porque el jugador quiere volver, vestir de nuevo la camiseta del Deportivo es su prioridad, a pesar de que en Londres verían con mejores ojos que aceptase otra de las diversas propuestas que tiene. Sin embargo, sabedor de que el Arsenal está enrocado en su postura, el de Monelos también adoptó una postura recia. Por eso, los dirigentes y técnicos blanquiazules apurarán hasta casi el cierre del mercado para esperar a la posible llegada del atacante, pero al mismo tiempo tratan de tener una alternativa. Incluso se especula con que si los gunners no venden -de los 12 millones que ofrece el Dépor sobraría una suma importante- quedaría la opción de invertir en otro atacante. Prefiere que sobre a que falte.

Slimani es la principal opción, pero no la única. El internacional argelino, de 29 años, triunfó en el Sporting de Portugal, donde marcó 31 goles en la campaña 2015-16, desde donde salió hacia el Leicester, que defendía el título de la Premier. Disputó 27 partidos, pero solo anotó 8 tantos, por eso este año su nombre aparece en la lista de posibles salidas del conjunto inglés. El Deportivo ya contactó con el futbolista y su llegada solo sería a través de una cesión, ya que los Foxes no quieren desprenderse de el definitivamente. Mucho menos ahora que, a escasos días de cerrarse el mercado de fichajes ven como el Chelsea quiere hacerse con Jamie Vardy, principal goleador del Leicester, para sustituir a Diego Costa, que ya no volverá a vestir la camiseta de los Blues.

Tanto la llegada de Lucas y (o) la de Slimani sería en calidad de préstamo debido a las cantidades que solicitan sus respectivos clubes. Si el Arsenal pagó 20 millones de euros por Lucas, el Leicester abonó más de 30 millones por el argelino. Si bien trascendió que los gunners quieren cinco millones por un año de cesión, cabe pensar que los Foxes solicitarán una cantidad muy similar. Demasiado para un deportivo que hace un año tuvo que renunciar al préstamo de Mariano, por el que el Madrid pedía tres millones por la cesión de una temporada. Fue cuando los técnicos decidieron que era mejor invertir cuatro millones, uno más, por hacerse con el 70% de Florin Andone.

El objetivo, casi la obligación, es que Pepe Mel pueda tener a un delantero de garantías para complementar al rumano, pero tampoco no se descarta la posibilidad de que sean dos. El dinero es decisivo, pero a medida que avanzan los días la inquietud se va adueñando del deportivismo. Ya no importaba que el nuevo atacante estuviese en la primera jornada porque el rival era el Madrid; sí era conveniente que estuviese el sábado frente al Levante; pero consideran imprescindible que llegue uno antes del cierre del mercado. Esa es la meta de la dirección deportiva para completar un equipo que no pase los apuros de las últimas temporadas.

También mira de "reojo" la contratación de un portero, plaza que Mel quiere reforzar, aunque es conocedor de que solo contará con dos guardametas profesionales, no como sucedía hasta ahora pus los últimos técnicos estaban empeñados en que fuesen tres. El tercero será siempre el que actúe en el Fabril, en Segunda División B. Primero está la contratación del atacante, o atacantes, después lo demás, si queda tiempo y dinero. Para los técnicos del club la portería está lo suficientemente bien guardada con Rubén Martínez y Tyton. Cierto que el de Coristanco erró el pasado domingo en el primer gol, pero una acción no hará cambiar de idea a los entrenadores. Su buena labor en el Anderlecht no pasó inadvertida. "Por eso lo fichamos el año pasado", dicen desde el club. Entonces era mucho más que una alternativa a Lux y al meta polaco, pero los que mandaban en el banquillo apelaron a cierta "jerarquía" (posiblemente la antigüedad) para otorgar las plazas. Rubén llegó de último y fue el tercer portero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Información patrocinada
Enlaces recomendados: Premios Cine