28 de diciembre de 2017
28.12.2017
Fútbol

Abreu, el peregrino del fútbol

El delantero uruguayo, que llegó al Deportivo en la temporada 97-98, fichó con 41 años por el Audax Italiano de Chile, el vigesimosexto equipo a lo largo de su carrera

28.12.2017 | 00:50
Sebastián Abreu, en un partido con el Deportivo.

El delantero uruguayo Sebastián Abreu hizo otra locura: firmó con el chileno Audax Italiano para hacer historia al quedarse con el récord Guinness de jugadores con militancia en más clubes en el planeta fútbol.

El Loco, un excéntrico atacante de 1,90 especialista en goles de cabeza, ha peregrinado por todo el mundo atrás de la pelota y a sus 41 años representará los colores del equipo chileno, su club número 26 a lo largo de su carrera. Hasta ahora, Abreu compartía el récord con el retirado arquero alemán Lutz Pfannenstiel (44 años).

El club chileno le dio la bienvenida en su página oficial. "El delantero uruguayo logra así el récord Guinness del jugador que más clubes ha defendido en la historia del fútbol", indicó el Audax Italiano.

Abreu, de su lado, compartió la noticia con sus seguidores en twitter. "Les informo que @audaxitaliano será mi próximo club para la temporada 2018 (y) que tendremos por delante Liga, Copa Chile y Sudamericana", expresó.

"El 9 de enero comenzará la pretemporada,con mucha ilusión y sueños #forzaaudax", agregó el deportista, que continúa su carrera en el fútbol chileno luego de jugar por el Deportes Puerto Montt de la división B, con el que marcó 11 goles convirtiéndose en uno de los máximos anotadores de la temporada pasada.

El Loco es un ídolo de la parcialidad uruguaya por su juego divertido y buen humor, y es recordado por haber picado el balón en una definición de penal clave para Uruguay ante Ghana en el Mundial de Sudáfrica 2010, que puso los pelos de punta a más de un charrúa.

Con aquel gol en el que tomó carrera y suavemente mandó el balón a la red, con todos sus compañeros abrazados en el círculo central de la cancha, Abreu puso a Uruguay en semifinales del Mundial, entre los cuatro mejores del mundo.

Abreu, que debutó en el Defensor Sporting en 1994, es un verdadero peregrino del fútbol, que ha desplegado su habilidad para cabecear y su inefable sentido del humor en equipos de una decena de países.

Siempre con el número 13 en su espalda, cuadros de Uruguay, Argentina, España, Brasil, México, Grecia, Israel, Paraguay, Ecuador, El Salvador y Chile contaron con sus servicios, en algunos casos por pocos meses, llegando a jugar en un par de ligas diferentes por temporada como es el caso de 2017.

Entre esos equipos, se cuentan el uruguayo Nacional, del que es hincha, Deportivo, San Lorenzo, River Plate y Rosario Central de Argentina, Tigres de México, Beitar de Jerusalén, Botafogo de Brasil -donde su desembarco provocó una verdadera revolución en 2010-, Sol de América de Paraguay y el Santa Tecla salvadoreño, para recalar en el carioca Bangú, luego Central Español, Deportes Puerto Montt y ahora Audax Italiano.

Nacido el 17 de octubre de 1976, Abreu conserva un excelente estado físico y su altura le ha valido una destacada carrera de goleador en juego aéreo. Lleva más de 400 goles en su carrera en clubes y 70 participaciones de selección. Con Uruguay fue campeón de la Copa América 2011 y jugó dos mundiales: el de Corea del Sur y Japón en 2002 y el de Sudáfrica en 2010.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Información patrocinada
Enlaces recomendados: Premios Cine