02 de abril de 2018
02.04.2018

Otro partido secos

El Deportivo firma la actuación más convincente desde la llegada de Seedorf, pero acaba penalizado una vez más por su falta de puntería ante la portería rival

02.04.2018 | 09:23
Mosquera se anticipa a Correa y protege la pelota.

Al Deportivo más serio desde la llegada de Clarence Seedorf al banquillo le faltó lo que le lleva faltando desde que el holandés tomó las riendas del equipo. Un gol en alguna de las oportunidades de las que dispuso el conjunto blanquiazul hubiera redondeado la actuación más convincente en el último mes y medio, pero de nuevo la falta de puntería terminó condicionando la propuesta de los deportivistas, esta vez matizada para visitar el Wanda Metropolitano.

Ante el Atlético se cambió el guion abreviado del que Seedorf abusó desde su aterrizaje. Se desterraron los lanzamientos en largo desde la defensa y se dio el mando a Emre Çolak. El técnico holandés le proporcionó tres escuderos (Muntari, Guilherme y Mosquera) para que se centrase en exclusiva en interpretar la movilidad de Lucas Pérez, sin acompañante en la delantera y con terreno para moverse con libertad.

Se entendieron especialmente bien en la primera parte, en la que el coruñés recordó al jugador que descolló hace dos temporadas, y entre los dos fabricaron la mejor oportunidad para los deportivistas al filo de los 20 minutos.

Un pase de Çolak a la espalda de la defensa rojiblanca después de interpretar el desmarque de Lucas dejó al delantero en ventaja para encarar a Oblak. Ayudó el error de Savic, que luego lo corregiría estorbando al coruñés lo suficiente como para que su remate no fuera lo suficientemente preciso.

No acertó Lucas, como tampoco lo hizo Muntari en un remate de cabeza dentro del área ni Mosquera a la salida de un córner. Falló también Borja Valle en ventaja cuando encaraba a Oblak. Podría haber sido el empate, pero la conducción defectuosa permitió a Lucas Hernández anticiparse y rebañarle la pelota a un palmo del área.

El escenario ya había cambiado entonces para el Deportivo con los cambios de Seedorf. Buscaba el empate el holandés para rescatar algún punto que permitiese mantener las posibilidades de permanencia y colocó delanteros que desplazaron a Lucas a un costado. Ahí el coruñés ya no fue el mismo y perdió también la referencia que le proporcionó Çolak.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes