17 de abril de 2018
17.04.2018
Fútbol Deportivo

Seedorf pide "equilibrio" para contener la "euforia" que detecta en el entorno

Espera un Sevilla "a tope" que no dará facilidades y ve al Dépor "suficientemente bien para poder hacer otro gran esfuerzo" solo tres días después de la batalla de San Mamés

17.04.2018 | 13:14
Clarence Seedorf, en el centro, junto a dos de sus ayudantes durante el entrenamiento de ayer.

Clarence Seedorf celebra la recuperación de Adrián López, un jugador "muy importante". "Por eso es el capitán", afirmó el técnico del Deportivo. Más que el estado físico de sus jugadores por el gran esfuerzo que tuvieron que hacer el sábado pasado en San Mamés, lo que más le preocupa es el "equilibrio" mental para contener la "euforia" que, a su juicio, se ha generado alrededor del equipo: "La cosa más importante para mí es ver un equilibrio entre la euforia que, obviamente, se está generando un poco en torno al equipo y una cabeza que sabe que este partido lo va a jugar contra un rival como el Sevilla".

No cree que los andaluces vayan a dar facilidades por la cercanía de la final de Copa del sábado frente al Barcelona. "Espero un Sevilla a tope porque para afrontar una final es mejor ganar el último partido antes. Eso es lo que yo pensaba cuando jugaba. Vale para ellos y para nosotros. Vienen para ganar", comentó anoche Seedorf en Abegondo.

El holandés anunció que Emre Çolak será suplente hoy y argumentó su decisión por la capacidad del turco para "cambiar partidos entrando" desde el banquillo. "Tiene características que otros no tienen, pero hay que mirar cada partido y cada momento. Tiene una gran virtud, que es que cuando está bien hace la diferencia para el equipo. A veces cuando no se encuentra completamente fino, entrando también puede dar muchísimo. Es de los pocos que entrando ha cambiado partidos -recalcó-. Con los esfuerzos de los próximos partidos que llegan, he preferido utilizarlo desde el banquillo ante el Sevilla pero no es por demérito. Está haciendo un buen trabajo, como todos".

Confía en la capacidad física de sus jugadores para aguantar tantos esfuerzos seguidos, aunque lamenta que la Liga les obligue a competir tan seguido: "Debería estar prohibido jugar partidos en 72 horas porque científicamente un jugador de fútbol necesita 72 para poder recuperar. Hay partes del mundo donde juegan cada 48 y me parece una locura. Creo que el equipo está preparado para recuperar suficientemente bien para poder hacer otro gran esfuerzo. Tenemos un objetivo muy importante y eso nos motiva a todos", añadió.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
El próximo lunes, a las 21.00, se disputa el Deportivo - Granada y en LA OPINIÓN te invitamos a Riazor. Responde a nuestras preguntas y gana 2 entradas en Tribuna para ver el partido. Sorteamos 2 premios.

Buscador de deportes