Luisinho se despidió ayer de la afición después de su fichaje por el Huesca. El defensa portugués redactó una carta que el club difundió ayer por la tarde en la que el lateral se declara un "deportivista más" y agradece el trato recibido en la ciudad en los cinco años que vistió la camiseta blanquiazul. "En este club fui muy feliz: sonreí, lloré, celebré y también cometí errores, pero al final lo que queda es el gran respeto que siempre ha tenido, tanto hacia mi familia como hacia mí, esta gran afición", expuso el jugador portugués a través de su carta de despedida.

"En mi persona siempre vais a tener un deportivista más y estaré muy atento a todo lo que pase en la familia blanquiazul. Al final de esta temporada podéis contar conmigo para celebrar el ascenso que tanto deseamos", añadió Luisinho en su comunicado.