04 de agosto de 2018
04.08.2018

Salir para dejar entrar

El Deportivo ha logrado aligerar la plantilla para reforzar el proyecto en Segunda División a falta de cerrar la marcha de Guilherme y de Tyton, en negociaciones para fichar por el Málaga

04.08.2018 | 01:45
Domingos Duarte y Carmelo del Pozo, ayer en la presentación del jugador.

Después de las salidas de Luisinho, Andone, Çolak, Schär y Juanfran, el Deportivo resolvió esta semana una más de las operaciones necesarias para aligerar la nómina de jugadores de Primera División sin hueco en el proyecto para Segunda. El traspaso de Sidnei al Betis representa un alivio para la economía blanquiazul después de que se frustrara su venta al Krasnodar ruso hace unas semanas y ahora tiene encaminada también la marcha de Tyton.

El portero polaco es otro de los que no entraba en los planes de la dirección deportiva, que ayer reconoció negociaciones con el Málaga para su salida definitiva. Será también un traspaso, tal y como indicó Carmelo del Pozo tras la presentación de Domingos Duarte como nuevo jugador deportivista. "De momento no hay nada cerrado, Tyton es uno de los candidatos que tiene el Málaga para la portería. Si saliera el jugador, saldría traspasado y acabaría su contrato con el Deportivo", afirmó. El responsable técnico blanquiazul también se refirió a otro portero, Francis, y desveló que le ha pedido perdón tras las declaraciones sobre su país de origen. "Al día siguiente hablé con él y le di mis explicaciones y mis disculpas", apuntó.

La del guardameta polaco sería una operación más de las que han permitido al Deportivo reducir la plantilla obteniendo al mismo tiempo un beneficio económico después de un curso muy discreto. A pesar del pobre rendimiento del equipo la temporada pasada, ha logrado traspasar a varios jugadores en condiciones favorables para el club, según ha manifestado Carmelo del Pozo en las últimas semanas.

El más reciente ha sido el de Sidnei, concretado después de una venta frustrada al Krasnodar que hubiera sido más rentable para el club. Lo reconoció el presidente, Tino Fernández, y también ayer Carmelo del Pozo. "Ha habido una pérdida de valor económico en lo que era la operación de traspaso, es verdad que ha habido un valor menor", admitió el director deportivo acerca de la salida del defensa brasileño.

La operación, sin embargo, sigue siendo ventajosa para la entidad blanquiazul, de acuerdo al responsable de la parcela técnica. El Deportivo logra ingresar una cantidad por un futbolista que no tenía hueco en Segunda División debido a su salario. Del Pozo recordó que Sidnei era uno de los jugadores que no veía reducida su ficha a pesar del descenso y que incluso era difícilmente asumible para la próxima temporada en caso de regresar a Primera División. "Computamos el valor del traspaso y el valor del dinero que liberamos a efectos de esta temporada y la temporada que viene", argumentó. "Sidnei era el único jugador que tenía un valor económico en su contrato que no bajaba de Primera a Segunda. Ese valor para Segunda era una barbaridad. Entendemos que la operación repercute en el equilibrio económico del club y para nosotros es una operación factible. Además se ha añadido una compra interesante y a partir de ahí los números son muy satisfactorios para la operación de Sidnei después del recorrido que ha tenido el jugador aquí y que le agradecemos", añadió el director deportivo sobre la venta del brasileño.

Carmelo del Pozo debe resolver ahora las salidas de Tyton, encarrilada por el interés del Málaga, rival por el ascenso, y sobre todo la de Guilherme. En el club, sin embargo, no se aguarda que la marcha del centrocampista sea inminente. Si en el caso del polaco el responsable técnico ha reconocido que hay negociaciones en marcha, en el de Guilherme las opciones de abandonar el Dépor son aún lejanas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Información patrocinada
Enlaces recomendados: Premios Cine