05 de septiembre de 2018
05.09.2018
La Opinión de A Coruña

Carlos y Cartabia toman la delantera

Las bajas de Quique y Christian hacen más importante el concurso del andaluz, recién llegado, y del argentino, que apura su recuperación - Borja Valle, con un golpe en un pie, no salió ayer al césped

05.09.2018 | 01:49
Carlos Fernández y Fede Cartabia, durante el entrenamiento de ayer en Abegondo.

Natxo González empezó ayer a preparar el partido del domingo contra el Sporting de Gijón muy condicionado por las bajas que se ceban, sobre todo, con la línea ofensiva del Deportivo y que hacen que Carlos Fernández y Fede Cartabia estén tomando la delantera para formar en ataque, siempre y cuando se encuentren en perfectas condiciones para competir. El andaluz solo lleva dos sesiones con el grupo pero visto el panorama tiene bastantes opciones de debutar frente a los asturianos, mientras que el argentino apura su recuperación para poder reaparecer bien como ariete, rol que desempeñó en Albacete, o como enganche, por detrás de los dos puntas.

Quique González está descartado para el estreno en Riazor por la lesión muscular que sufrió el pasado sábado en el Heliodo Rodríguez López. El técnico tampoco podrá contar con Christian Santos, concentrado con Venezuela para disputar dos encuentros amistosos, el viernes contra Colombia y el martes de la próxima semana frente a Panamá. Además, en la sesión de ayer el entrenador tampoco pudo tener a sus órdenes a Borja Valle, quien recibió tratamiento médico y de fisioterapia por una contusión en un pie que sufrió en el transcurso del partido de Tenerife. Allí tuvieron que pedir el cambio Quique y también Carles Gil. El valenciano realizó ayer tareas de readaptación al margen del grupo y no está descartado para el duelo del domingo, en el que espera reaparecer Cartabia y estrenarse como blanquiazul el recién incorporado Carlos Fernández. Ambos avanzaron ayer en sus respectivas puestas a punto en Abegondo, el argentino ya con balón, aunque todavía al margen, y el andaluz completando una exigente sesión junto al resto de sus compañeros.

El delantero cedido por el Sevilla necesita acumular volumen de trabajo después de un verano atípico por la operación en el menisco interno de la rodilla izquierda a la que se sometió hace menos de dos meses, el 10 de julio. Llegó a A Coruña el pasado jueves con tres semanas de entrenamientos con la plantilla hispalense a las órdenes de Pablo Machín pero sin ritmo por no haber disputado los amistosos de preparación. El viernes, en su presentación con el Dépor, el joven de 22 años aseguró que se encontraba bien físicamente. Era su primer día en Abegondo, así que todavía no entró en la convocatoria para el desplazamiento a Tenerife, donde fueron titulares Quique y Borja Valle como pareja de delanteros. El vallisoletano es baja segura para el domingo, mientras que el golpe del berciano en un pie no le debería impedir estar listo para competir frente al Sporting. Su pareja como dúo ofensivo podría ser Carlos o bien Fede Cartabia, quien ya hizo de ariete contra el Albacete en el estadio Carlos Belmonte, donde se lesionó el tobillo izquierdo.

Dubarbier, sobre el césped

Sebastián Dubabier, que se perdió la visita a Tenerife por unas molestias en los isquiotibiales, trabajó ayer sobre el césped de Abegondo, aunque al margen del grupo junto a Cartabia y el fabrilista Bicho. Los tres realizaron tareas con balón bajo la supervisión del readaptador, Fran Molano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes