09 de septiembre de 2018
09.09.2018

Siete accesos estarán cerrados en el estreno del Deportivo en Riazor

La obra sin finalizar en las cubiertas impide entrar por una rampa y cuatro puertas de la grada Marathón y por dos de Pabellón. Habrá cuatro entradas por Tribuna y Preferencia. El club ha tenido que reubicar a 8.654 socios

09.09.2018 | 01:31

LaLiga 123 llega por fin a Riazor. Después de tres partidos consecutivos a domicilio, el Deportivo pisará hoy su estadio por primera vez en la temporada para enfrentarse al Sporting de Gijón, aunque las obras en las cubiertas, aún sin concluir, impedirán a parte de la afición seguir el encuentro en condiciones de normalidad. Un total de 8.564 socios, parte con su asiento en la grada de Marathón y otra parte en la de Pabellón, han tenido que ser reubicados en otras localidades del estadio. En estas dos gradas, en las que desde algunos puntos la visibilidad es reducida por la presencia de elementos de obra, los accesos serán limitados, ya que siete puertas estarán cerradas.

Los abonados de Marathón no podrán entrar en Riazor por las puertas 4, 5, 6, 7 y 8 y deberán hacerlo por las 9, 10, 11, 12 y 13. Estará además cortado el tránsito por la calle entre el estadio y la Casa del Agua, de modo que los aficionados tendrán que desplazarse hasta estos accesos permitidos desde la avenida de La Habana. Tampoco estará abierta la entrada por la rampa 4, próxima a Tribuna.

En Pabellón las puertas inhabilitadas serán la 21 y la 22, las más próximas al Frontón. El resto estarán operativas, así como los accesos peatonales por ambos lados del Palacio de los Deportes de Riazor, desde las taquillas y desde la DéporTienda, zona en la que también estará abierto el acceso por la rampa situada junto a Tribuna.

Los socios con asientos en Preferencia y Tribuna, tanto superior como inferior, no tendrán ningún inconveniente en seguir el partido con normalidad, al no afectarles el desarrollo de las obras. Dispondrán de cuatro accesos por la avenida de La Habana y otros cuatro por la calle Manuel Murguía.

Otro inconveniente con el que se tropezarán hoy los seguidores que vayan al encuentro serán las vallas de obra que rodean casi todo el perímetro del estadio, que tendrán que sortear para acceder al recinto y ocupar sus localidades. Por este motivo, el club ha solicitado a todos los aficionados que accedan lo antes posible al estadio para evitar colas y confusiones de última hora.

El Deportivo ha reubicado hasta ahora a más de 6.300 abonados del total de afectados por la reforma, quienes desde el pasado martes se han pasado por las taquillas del estadio para canjear su carné por una entrada para el partido contra el Sporting de hoy y otra para el choque de la sexta jornada, dentro de dos semanas, frente al Granada. Para entonces tampoco estará finalizada la sustitución completa de las cubiertas y sus estructuras, según las previsiones. El alcalde, Xulio Ferreiro, auguró esta semana que la obra, que comenzó con un pequeño retraso tras la conclusión de la liga pasada en Primera División, habrá terminado este mes de septiembre. Los socios todavía pueden pasarse por las taquillas durante el día de hoy hasta las 20.00 horas, 45 minutos antes del partido, para cambiar sus abonos por una entrada para estos dos partidos. Pese a estas incomodidades y a la presencia de grúas y otros elementos de obra en el estadio, el club garantiza que, pese a que los trabajos no han terminado, el partido se podrá disputar en "condiciones de seguridad óptimas".

La reforma ha imposibilitado en cambio la venta de entradas a aficionados que no son socios del Deportivo. Tampoco a seguidores del Sporting, un club que cada temporada moviliza a un gran número de hinchas al partido de A Coruña.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes