24 de septiembre de 2018
24.09.2018

"Es cómodo pasar la presión al otro; así se vive bien"

El entrenador blanquiazul responde a las declaraciones del técnico rival, Diego Martínez, quien dijo que el Dépor "pertenece a otro universo"

24.09.2018 | 00:43
El técnico del Deportivo, Natxo González, ayer en Riazor.

Un año lleva el Deportivo sin encadenar dos victorias en Riazor, un estadio todavía en obras sobre el que pretende cimentar la base de su retorno a Primera. Se estrenó ante su público con triunfo, 1-0 ante el Sporting, en el único encuentro disputado en A Coruña esta temporada. Hoy el visitante es el Granada, otro aspirante al ascenso cuyo técnico, Diego Martínez, cree que el Dépor pertenece a "otro universo" por su potencial, unas declaraciones a las que ayer respondió su homólogo del Dépor, Natxo González. "Es cómodo pasar la presión al otro. Así se vive bien -afirmó el vitoriano-. Hasta cierto punto lo entiendo, pero estamos hablando del Granada, no de cualquier equipo más modesto. Al final, va bien pasar la responsabilidad al equipo contrario".

Solo se han disputado cinco jornadas y quedan todavía 37 por delante, así que el técnico del Deportivo hace un llamamiento a la tranquilidad y la prudencia pese a las últimas dos derrotas consecutivas, la de Copa en Zaragoza y la de Liga en Alcorcón. "Hay que mantener el equilibrio y unas semanas no estar muy bien y felices, y somos la leche, y la semana siguiente que pierdes todo lo contrario. Tratamos de mantener el equilibrio, analizar lo ocurrido, tanto en lo bueno como en lo malo, y ya está, normalidad. Esto es el juego", explicó el técnico del Deportivo, quien garantizó que si no ocurre "nada extraño" Saúl García será titular esta noche ante el Granada en el lateral izquierdo debido a las bajas por lesión de Diego Caballo y Sebastián Dubarbier.

El Deportivo viene de encajar una derrota muy dolorosa en Santo Domingo, más incluso por la mala imagen ofrecida que por el resultado final (1-0), así que los futbolistas de Natxo están con "muchas ganas" de retomar la competición porque "es humano" querer revertir la situación cuanto antes después de un tropiezo. "Cuando hay una adversidad lo normal es que esperes a que llegue lo siguiente cuanto antes para quitarte poquito ese lastre por una mala actuación. Tenemos muchas ganas de volver a nuestra casa porque hemos vivido muchas semanas fuera y ahora vienen varios partidos como locales", comentó el vitoriano sobre el hecho de haber tenido que encarar a domicilio cuatro de los cinco compromisos de Liga.

En cuanto a los problemas que está teniendo el equipo blanquiazul para generar ocasiones de gol, Natxo cree que hay que tener paciencia y no crecer en ataque a costa de sacrificar la firmeza defensiva: "Estamos donde preveía que íbamos a estar, aunque me hubiera gustado adelantar ese proceso en la parte ofensiva, pero entiendo que necesita su tiempo. Queremos mejorar en el juego ofensivo sin perder lo que estamos haciendo defensivamente. Hay que crecer en la construcción para que eso se materialice en más ocasiones sin perder la fiabilidad defensiva", insistió.

También se refirió Natxo a las características de su rival de esta noche, el Granada, que "ha hecho un buen comienzo, con pocos goles encajados y nueve a favor". "Su estado de autoconfianza es máximo. Es un equipo peligroso, con muchos recursos ofensivos. Habrá que tener mucho cuidado con las vigilancias y las transiciones", alertó el máximo responsable técnico del Deportivo sobre el conjunto que dirige Diego Martínez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes