28 de septiembre de 2018
28.09.2018
La Opinión de A Coruña

El rombo, cuestión de adaptación

Mosquera regresó el lunes a la titularidad en una posición en la que Natxo González ha probado diferentes alternativas posibles - "Es un sistema más posicional", asegura el centrocampista

28.09.2018 | 02:15
Pedro Mosquera, ayer durante un ejercicio en la ciudad deportiva con sus compañeros al fondo.

Pedro Mosquera regresó el lunes ante el Granada al rombo en el centro del campo que se ha convertido en la principal aportación al equipo de su técnico, Natxo González. Lo hizo después de tres partidos de suplencia en la que es una posición clave para el entrenador deportivista, que ha explorado casi todas las combinaciones posibles en este arranque de campeonato.

El lunes pasado en Riazor formaron en el centro del campo Vicente Gómez, Didier Moreno y el propio Mosquera, un trío inédito y que supuso el regreso a titularidad para el mediocentro. En el Heliodoro Rodríguez López no alcanzó el rendimiento del lunes ante el Granada, en el que fue el partido más completo de los deportivistas hasta la fecha.

La adaptación cada vez mayor a un esquema desconocido para buena parte de la plantilla comienza a dar sus frutos, según Mosquera. El coruñés, al igual que el resto de sus compañeros, ha tenido que acostumbrarse a un tipo de juego más "posicional" en el que debe recorrer menos campo. "Nos estamos adaptando porque con el rombo quizá es un sistema más posicional en el que no tienes que moverte tanto de un lado para el otro y cada uno tiene que respetar su posición y la circulación de los centrales", resumió ayer antes del entrenamiento del equipo en la ciudad deportiva de Abegondo. "Todos estamos mejorando mucho en lo que incide el míster de aguantar las posiciones, pero no solo yo, los mediapuntas, los laterales, los delanteros... para fijar a la gente. En ese sentido, cada vez vamos a más", aseguró.

El papel de cada centrocampista dentro del rombo de Natxo, sin embargo, es diferente. Mosquera ejerció el lunes ante el Granada como el responsable de enlazar con los centrales y arrancar las jugadas. El jugador coruñés no oculta que es su cometido preferido, aunque no ha conseguido afianzarse en las alineaciones. "Es verdad que es donde más cómodo me encuentro, pero al final, en este inicio de temporada, de los seis partidos he jugado tres titular y creo que las sensaciones son buenas", reflexionó.

Tampoco en el resto de cada uno de los vértices del rombo ha conseguido afianzarse nadie. Vicente Gómez es el que ha disfrutado de más protagonismo, seguido de Didier Moreno y de Álex Bergantiños, pero prácticamente todos los centrocampistas de la plantilla han contado con presencia en las alineaciones. La posición más voluble ha sido la de mediapunta, pero en el centro del campo han jugado también Edu Expósito y Krohn-Dehli.

El ex del Fabril podría encontrar el domingo en Tarragona una nueva oportunidad en el once después de su destacada actuación el lunes como refresco de Didier Moreno. Allí Mosquera pronostica un partido parecido al de Alcorcón. "En Tarragona, como mínimo, sabemos que nos van a jugar así, por lo que espero que hayamos aprendido la lección. De todos modos, el día del Alcorcón es ese típico partido que no sale nada en un campo en el que poca gente gana", argumentó el capitán deportivista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes