"Ha sido un partido en el que hemos salido muy enchufados, hemos logrado el gol muy pronto y los primeros 20 minutos hemos dificultado mucho la salida al rival. Pero, a partir de ahí, el Reus también tiene nivel y, pese a que les hemos robado mucho en su campo y hemos generado espacios a sus espaldas, ellos también nos han podido dar algún susto", resumió el segundo entrenador deportivista, Bernardo Tapia, el partido frente al Reus.

Al ayudante de Natxo González le tocó dirigir a los blanquiazules desde el banquillo debido a la sanción del técnico y el “guion” no pudo ser mejor. "Si tuviera que escribir un guion favorable para este partido, sería así. Este fue un guion adecuado", apuntó en referencia al gol en el primer minuto que encarriló el partido para el Deportivo y al segundo tanto poco después del descanso.

"Es un triunfo que da mucha satisfacción y una alegría importante, seguimos en una racha muy buena en casa y queremos hacernos fuertes en el estadio. Queremos hacer de Riazor un fortín y excepto el día del Málaga, ningún otro puntuó aquí", subrayó Tapia acerca de la victoria frente al Reus en el estadio blanquiazul.

El ayudante de Natxo reconoció que el equipo rebajó la intensidad al final del partido debido a la ventaja, pero aún así se mostró satisfecho de que se lograse mantener la portería a cero. "Todos siempre queremos que termine el partido y quizá nos faltó un puntito de intensidad. Teníamos el partido encarado y solo nos ha faltado algún gol más. Además, siempre le damos importancia a acabar con la portería a cero y eso genera una merma a la hora de defender esa intensidad", apuntó.

Bernardo Tapia también se detuvo en la actuación de algunos de sus jugadores, especialmente en Pedro Sánchez, autor del segundo gol después de estar ausente de las convocatorias por decisión técnica. "Al final lo interesante en una plantilla de este nivel es que todos se sientan importantes", destacó en relación a la actuación del centrocampista frente al Reus en Riazor.