03 de diciembre de 2018
03.12.2018
La crónica Rayo Majadahonda - Deportivo estadísticas

Dani compensa a la delantera

El portero deportivista acaba rescatando un empate para el Deportivo, lastrado por la falta de acierto arriba en un partido disputado - Los blanquiazules encadenan cuatro igualadas a domicilio

03.12.2018 | 01:20
Dani compensa a la delantera
Dani compensa a la delantera

En las áreas tuvo el partido ayer el Deportivo ante el Rayo Majadahonda. Se le escurrió en la contraria, en la ristra de ocasiones que fallaron Carlos Fernández, Quique González y Borja Valle, pero también pudo escapársele por completo en la propia de no ser por una colección, otra más, de intervenciones de Dani Giménez bajo los palos. Al final un nuevo empate, el cuarto consecutivo, que afea un poco más el rendimiento deportivista a domicilio. No ganan como visitantes desde hace dos meses, cuando se impusieron al Nàstic en Tarragona. Ayer estuvieron cerca de hacerlo, aunque también de sumar un segundo tropiezo lejos de Riazor.

Los números dicen que solo el Alcorcón ha conseguido esta temporada doblegar al Deportivo a domicilio, pero al pasarlos por el tamiz se puede observar que tan solo han ganado dos y que el triunfo se le resiste ya demasiado al conjunto de Natxo González, incapaz de trasladar a otros estadios la imagen y seguridad que transmite en Riazor.

Las sensaciones de los blanquiazules como visitante son contradictorias, como lo fueron ayer en el Cerro del Espino. Aunque se muestra como un conjunto sólido al que parece poco probable que los rivales puedan derribar, también le falta continuidad en su juego y sobre todo acierto para materializar las ocasiones de las que dispone. Muchos de los compromisos fuera de los deportivistas suelen convertirse en partidos con alternativas que rara vez consienten en casa. Ese toma y daca es quizá uno de los mayores temores de su técnico, que ayer fue testigo de cómo el partido derivó en un intercambio de golpes después del dominio inicial de los suyos.

Arrancó bien el Deportivo, que en ausencia de David Simón y Domingos formó con Bóveda y Somma como sus sustitutos. En el centro del campo entraron Edu Expósito y Didier Moreno, mientras que Carles Gil regresó a la mediapunta debido a la ausencia por lesión de Fede Cartabia. Fue el valenciano quien fabricó la primera oportunidad clara para los deportivistas en el costado izquierdo. Con un caño superó al defensa que le salió al paso cuando enfilaba el área y colocó el balón para la llegada de Quique González, que con todo a favor no llegó a rematar. Cuatro minutos después la tendría Carlos Fernández en una jugada parecida desde el costado derecho y con Didier Moreno como asistente, pero el delantero tampoco consiguió armar el disparo.

Dominaba por entonces el conjunto de Natxo, que sumaría otra clarísima ocasión en una nueva jugada de Carles Gil por la izquierda. El valenciano volvería a encontrar en el área a Quique González, que en esa ocasión sí logró enganchar la asistencia. Fue sin embargo un remate centrado que impidió a los deportivistas ponerse en ventaja poco antes del descanso, aunque podría haber sido peor.

Prácticamente en la última jugada del primer acto Dani Martínez trató de sorprender a Dani Giménez con un disparo desde la frontal que rechazó el portero deportivista en su primera intervención de mérito. La oportunidad para los locales llegó después de un derribo a Carlos Fernández dentro del área que el árbitro obvió.

Nada de lo que se vio en la primera parte hacía presagiar lo que vendría en la segunda, que arrancaría con el dominio deportivista. Un movimiento del técnico del Rayo, sin embargo, cambió por completo el escenario. Fue introducir Antonio Iriondo a Aitor García en el campo y empezar a nivelarse el encuentro. El delantero se volvió un calvario para la defensa blanquiazul y rozó el tanto poco después de que Basilio salvara su equipo con una gran intervención a disparo de Edu Expósito.

Después llegaría un remate al larguero de la portería de Dani Giménez y a Natxo no le quedó más remedio que aparcar el rombo y colocar cinco defensas. Borja Valle anotaría en fuera de juego poco antes de que Gerard estuviera a punto de comprometer todo el partido para los deportivistas con una falta torpe en la última jugada. La oportunidad que le concedió al Rayo Majadahonda la sacó Bóveda unos metros por delante de la portería para acabar de confirmar la igualada en el marcador.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
LA OPINIÓN A CORUÑA te invita a disfrutar del partido que enfrentará, en el Estadio ABANCA Riazor, al Deportivo contra el Zaragoza este domingo a las 20.30.

Buscador de deportes