08 de diciembre de 2018
08.12.2018
Fútbol

El Numancia busca un "espaldarazo"

López Garai, entrenador del conjunto soriano, declaró ayer que llega a Riazor con la intención de "mostrar" la versión de su equipo cuando juega como local

08.12.2018 | 01:59
López Garai le protesta al cuarto árbitro este año en El Molinón.

El Numancia llega a Riazor con la intención de conseguir su primera victoria a domicilio, un resultado que lo metería en el vagón delantero de la clasificación y le daría un plus de confianza en los desplazamientos.

El entrenador numantino, Aritz López Garai, aseguró ayer en rueda de prensa que el objetivo es "revertir" la situación como visitante, en un partido que se presenta ilusionante pero complicado, ante un rival con mucho potencial. "Hay que intentar la versión de Los Pajaritos fuera, que es nuestra asignatura pendiente", resaltó.

López Garai apuntó que su equipo está bien, tras ganar el pasado fin de semana al Nástic y recuperar durante esta semana a Nacho, aunque está pendiente de si empezará de inicio el partido. "Ganar en Riazor sería un espaldarazo anímico, tras muchos desplazamientos sin conseguir una victoria. Tenemos que empezar a puntuar de tres fuera de casa. El Deportivo es el rival más complicado para hacerlo", dijo.

López Garai señaló que hay poca motivación que trasmitir a los jugadores ante un rival y un escenario que es lo máximo en Segunda.

En cuanto al delantero centro, López Garai ha confirmado que, ante las molestias de Guillermo -se quedó en Soria-, Higinio se presenta como relevo, tras el buen partido que cuajó frente al Nástic. "Hay que intentar no asustarse en Riazor y empezar perdiendo mentalmente", advirtió.

La receta de López Garai para ganar en Riazor es presionar alto, replegar cuando no puedan atacar y hacerle correr al rival y reconoció que la clasificación se está empezando a partir en Segunda. "El ganar en A Coruña te supondrá intentar engancharte al vagón delantero de la clasificación", resaltó.

López Garai también apuntó que puede saber lo que planteará el entrenador del equipo rival, porque lo entrenó a él, pero será el rendimiento de los jugadores el que dicte finalmente sentencia.

"El Dépor no es un equipo que esté habituado a jugar en Segunda. Por todo, está hecho para Primera. Si no tiene una temporada extraña, será un candidato seguro a subir", aseveró.

En su opinión, será importante para su equipo no encajar un gol en los primeros minutos, por lo que ha animado a "salir enchufado"; y ha reconocido que le ha sorprendido leer que estaba cuestionado, porque no sabía nada.

También le preocupa que no estén físicamente bien los dos laterales izquierdos natos, como Luis Valcarce y Ripa; y en cuanto a salidas de la plantilla en el mercado de invierno, ha confirmado que el director deportivo el club soriano lo intentará con los jugadores que menos están jugando para aligerar una plantilla con todas las fichas ocupadas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes