10 de enero de 2019
10.01.2019
Fede Cartabia Centrocampista del Deportivo

"Hablar de bache es una locura, solo hemos perdido dos partidos"

10.01.2019 | 01:29
Fede Cartabia, ayer en la ciudad deportiva después del entrenamiento.

Fede Cartabia (Bombal, Argentina, 1993) mira con optimismo al 2019 después de un sinfín de sinsabores. Al descenso del equipo se unieron los problemas físicos que han perseguido al centrocampista desde la temporada pasada y que este curso tampoco le han permitido gozar de continuidad en los planes de Natxo González. Su objetivo y el del técnico es conseguir que sus apariciones sean a partir de ahora más regulares.

- ¿Año nuevo vida nueva para Cartabia?

-Fue un año difícil para mí en todos los aspectos, tanto deportivo como personal. Jugué muy pocos partidos por problemas físicos como ya se sabe. Espero poder empezar a jugar, necesito tener partidos para coger ritmo y trabajar para que no me vuelva a pasar, porque cuando más empecé a cuidarme fue cuando comencé a lesionarme.

- ¿No estaba acostumbrado?

-Será por los malos hábitos de antes, que mi cuerpo lo está pagando, pero la verdad es que me estoy cuidando mucho ahora para poder jugar varios partidos seguidos.

- ¿Qué costumbres ha cambiado?

-Un poco todo. Es importante descansar bien, comer bien, no comer porquerías y también entrenar, claro.

- No ha jugado mucho, pero la afición siempre desea verlo en las alineaciones, ¿le ha añadido presión eso?

-Presión no, sino que yo también quiero hacer disfrutar a la afición y disfrutar yo, que hace mucho tiempo que no lo estoy pasando bien. Había jugado un par de partidos y otra vez una lesión me dejó fuera. El inicio de la temporada ha sido así, pero espero encontrar esa continuidad que busco y ese equilibrio que se consigue a base de partidos también.

- Natxo González ha manifestado que deben alcanzar entre los dos un acuerdo para que esos problemas no reaparezcan, ¿a qué se refiere?

-Tiene miedo de que vuelva a recaer por meterme de golpe e intenta ponerme poco a poco. Su idea es buscar lo mejor para mí y para el equipo, por lo que respeto su decisión.

- ¿Usted considera que está listo para jugar de inicio o mantiene las cautelas?

-El otro día entré un rato y no me sentí del todo cómodo. Venía del parón, de jugar poco en Cádiz, de irme a casa y entre el viaje y los entrenamientos me pasó un poco factura, me sentí un poco espeso. Creo que ahora poco a poco debo ir entrando e intentar tener ese equilibrio para ayudar al equipo desde el principio cuando el míster así lo crea.

- Natxo dijo lo definió la semana pasada como inquieto...

-Siempre quiero jugar y como dice él soy muy inquieto y muy introvertido. A veces se hace difícil también controlar eso.

- ¿Le cuesta abrirse y reconocer que quizá no está en condiciones de jugar por ese carácter introvertido?

-No creo que sea eso. Cuando me lesioné no sentí ningún tipo de problema físico, nunca me había roto tantas veces seguidas. A partir de la operación de pubis fue cuando más o menos mi cuerpo se desequilibró y empezó a pasarme esto. Son sensaciones que uno va aprendiendo y sabiendo, por eso cuando me siento cargado se lo hago saber a los doctores y al míster.

- ¿Ha aprendido también en ese sentido?

-El 2018 me lo tomo como uno de los mayores aprendizajes de mi carrera, tanto en lo personal como en lo grupal. Yo ya había vivido un descenso con el Córdoba, pero no es lo mismo lo que pasó aquí. He aprendido mucho más a separar las cosas en el fútbol.

- ¿En qué ha cambiado?

-En tener más tranquilidad, en experiencia, en no volverme loco, en no amargarme a pesar de que es difícil no hacerlo. Por momentos supe separar, pero cuando más difícil lo pasé fue cuando tuve que operarme y el psicólogo (Gabriel Pita) me ayudó mucho.

- ¿Les han cogido desprevenidos los resultados de las últimas jornadas?

-Sabíamos que no iba a ser fácil ni un camino de rosas y se está demostrando. Cada partido es difícil, lo mires por donde lo mires. Es una competición muy diferente y a cada campo que ves es un partido distinto. Creo que el equipo ha hecho una primera vuelta muy buena, pero nos ha faltado un pelín de suerte. Ahora nos queda lo más importante y es cuando debemos estar más juntos y unidos porque es también cuando hay un poco de dudas con nosotros.

- ¿Cree que el equipo atraviesa por un bache?

-Hablar de bache es un locura, solo hemos perdido dos partidos y no nos hemos visto superados por nadie. El único fue el Cádiz, que nos metió tres, pero fue un resultado muy abultado. A la gente le gustaría que ganásemos tres a cero todos los partidos, pero no es fácil. Nosotros somos los primeros que queremos ganar, pero esto es largo.

- ¿Les han tomado la medida los rivales? ¿Se han vuelto previsibles?

-Para nada. Si el otro día hubiésemos metido las ocasiones no se hablaría de esto, pero el fútbol son resultados. Ahora no estamos bien en el sentido de que no ganamos, pero tampoco perdemos. Nos lo tenemos que tomar con tranquilidad.

- ¿Se resume todo en la falta de acierto hacia la portería contraria?

-Son rachas. Hay días que el delantero tira cuatro veces y mete las cuatro y otras que tira diez y no mete una. Ahora nos está costando, pero los goles llegarán, no tengo ningún tipo de duda.

- ¿Cómo se encuentra en el sistema de Natxo en la posición de mediapunta?

-Es cierto que a veces me cuesta jugar ahí porque en los últimos años me había acostumbrado a jugar en la banda. Son posiciones totalmente diferentes que te exigen otras cosas. Creo que poco a poco me estoy adaptando y estoy contento. Todos queremos jugar, sea en la mediapunta, de delantero... Espero poder seguir creciendo en otros registros.

- ¿Dónde está la clave para jugar en esa posición en este Deportivo?

-Hay que saber entender un poco más el fútbol y saber cómo moverte. No es lo mismo jugar en banda, donde encara el lateral, que hacerlo de mediapunta y tener que saber cuándo filtrar pases y cuándo no. Al final te hace ser más inteligente también.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes