21 de enero de 2019
21.01.2019
Segunda División B

El Fabril cae en Barreiro

El filial deportivista pierde el 'mini derbi' frente al Celta B en un partido de ansiedad para ambos equipos - Solís marcó los dos goles del cuadro celeste

21.01.2019 | 00:31
Solís, el goleador, controla el balón en el partido de ayer.

El Fabril continúa en el pozo de la categoría, es penúltimo con solo 14 puntos, los mismos que el Rápido de Bouzas, tras caer derrotado en el miniclásico gallego contra el Celta B, al que le bastó el acierto de Solís para decantar el partido del lado vigués en la segunda mitad.

El filial del Celta buscaba oxígeno y lo encontró ante el segundo equipo deportivista con una victoria puso fin a una nueva racha de cinco jornadas sin ganar al conseguir una importantísima victoria en este mini derbi ante el Fabril que le permite salir de los puestos de descenso, al tiempo que hunde a los herculinos en la penúltima plaza de la tabla clasificatoria. Dos buenos goles de Solís hicieron justicia a la gran segunda mitad de los vigueses, en la que acumularon méritos más que suficientes para que el triunfo se quedase en Barreiro.

Rivalidad

Había en juego mucho más que tres puntos y se notaba incluso en las gradas, con mucho más color celeste del habitual. El enfrentamiento con el eterno rival, aunque sea a través de los filiales, es una cita ineludible para el celtismo que, además, en esta ocasión era consciente de la necesidad de los tres puntos para aliviar la delicada situación de los suyos en la tabla y, ya puestos, complicar un poco más a los coruñeses.

Aunque los fabrilistas pudieron adelantarse antes del descanso y metieron el susto en el cuerpo a los locales porque con el tiempo ya cumplido Abeledo recogió un balón en la frontal para probar fortuna con un disparo raso que se marchó fuera por poco en la mejor oportunidad de los coruñeses.

Marcó Solís y con la ventaja, el Celta B aflojó su dominio y dio un par de pasos atrás para defender su renta. Cedió campo para buscar una contra definitiva que no llegó pero lo cierto es que no pasó apuros. Iván Villar solo tuvo que esforzarse en un centro complicado que atrapó en dos tiempos a diez minutos para el final. Y, con el tiempo ya cumplido, Víctor García estrelló en el larguero un cabezazo que únicamente hubiera servido para que el Fabril maquillase su derrota ya que el partido estaba decantando a favor de los locales, que apenas dispusieron de opciones para llevarse un punto de Barreiros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes