09 de abril de 2019
09.04.2019

Natxo: "Me voy tranquilo, no decepcionado ni frustrado"

"No me puedo reprochar que no haya conseguido el objetivo porque no he llegado al final y no sé qué hubiera pasado", argumenta el vasco, que se veía "con fortaleza para darle la vuelta a la situación"

09.04.2019 | 10:49

Sin reproches, emocionado y como un perfecto caballero se despidió Natxo González esta mañana en Abegondo. El que hasta el pasado domingo fue el entrenador del Deportivo agradece la oportunidad de haber dirigido al equipo coruñés, entiende la decisión de su destitución pero reconoce que le hubiera gustado "tener más margen". "Me voy tranquilo, incluso contento con el aprendizaje de este año que ha sido para aprender muchas cosas que me sirvan para el futuro. No me voy decepcionado ni frustrado. No me puedo reprochar que no haya conseguido el objetivo porque no he llegado al final y no sé qué hubiera pasado si hubiera llegado al final. Estamos a tiempo, o estáis a tiempo de todo. El objetivo está ahí. Si estoy fuera es por lo transmitió el equipo últimamente. Tengo capacidad para haber enderezado esto pero se ha decidido que no y me voy bien, tranquilo con el trabajo que he hecho y con la responsabilidad que me toca por los últimos resultados", relató el vitoriano.

"He tomado decisiones equivocadas, y también buenas, pero es ley de vida, soy humano. Estoy satisfecho con las decisiones que he tomado en lo controlable. En lo incontrolable es en lo que no he podido hacer. Lo incontrolable lo podíamos hacer mas controlable. Jamás he hecho caso a otras voces. Es de lo que más satisfecho estoy. Las decisiones las he tomado porque estaba convencido. Las decisiones las he tomado yo", recalcó Natxo, que evitó precisar cuáles son esos "incontrolables". Sobre la presión de tener que ascender sí o sí, cree que acabó afectando al rendimiento. "Esa obligación de ganar muchas veces te puede sobrepasar y creo que nos ha sobrepasasado. Al equipo no se le puede reprochar la actitud", zanjó.

Le comunicaron su despido "al día siguiente del partido" contra el Rayo Majadahonda. "Lo tenía asimilado más o menos. No me pilló por sorpresa. Me hubiera gustado más paciencia. Al final uno se ve capaz de darle la vuelta a esta situación complicada. Me veía con esa fortaleza. Que no se interprete como un reproche. Me hubiera gustado tener más margen", añadió el extécnico blanquiazul.

Es más, bromeó sobre que el Dépor pierde una "bala" con su despido porque "cada tres años" le toca un ascenso, una curiosidad que comentó a los jugadores esta mañana en su despedida de la plantilla. "Creo que os equivocáis porque este año me tocaba ascender. Cada tres años, ascenso. No digo que no se vaya a ascender, pero esa bala la habéis perdido", afirmó sonriente.


Dio las gracias "a todos", en especial al director deportivo, Carmelo del Pozo, a quien le estará "eternamente agradecido". El segoviano le acompañó en su despedida, así como otros cargos del Deportivo como los consejeros Daniel Ramos y Ramón Piña. El que no pudo asistir fue el presidente, Tino Fernández, que según informó el club tenía una "reunión en la Real Federación Española de Fútbol".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes