04 de junio de 2019
04.06.2019
21.00 (LaLiga 123)

Ganar y cruzar los dedos

El Dépor debe vencer al Elche y confiar en que pinche alguno de sus rivales por el 'play off' - Borja Valle acompañará a Carlos en la delantera ante la baja por lesión del pichichi blanquiazul, Quique González

03.06.2019 | 21:05
Entrenamiento del Dépor ayer en Benidorm.

Dos partidos, dos finales para el Deportivo. La primera, esta noche en el Martínez Valero, donde está obligado a sumar los tres puntos para no enterrar definitivamente sus opciones de play off. Debe ganar y a la vez cruzar los dedos para tener suerte y que pinche alguno de sus rivales directos por los puesto de promoción, sobre todo Cádiz y Mallorca, los dos que tiene a tiro.

El equipo coruñés culminará hoy en Elche su miniconcentración forzosa en Alicante tras el aplazamiento de los partidos del fin de semana. No ha sido la mejor manera de preparar un encuentro tan importante, pero al Dépor hace tiempo que se le acabaron las excusas. Se juega sus opciones de play off ante un rival con la permanencia asegurada y sin más objetivos clasificatorios que los de escalar un par de puestos en la tabla. Deberá notarse esa diferencia en cuanto a intensidad, por muchos alicientes que puedan tener los franjiverdes por ganar. Es el Dépor el que se juega la vida y debe demostrarlo.

Para visitar el Martínez Valero el entrenador blanquiazul, José Luis Martí, no puede contar con el pichichi blanquiazul, Quique González, que se lesionó la pasada jornada y espera estar listo para volver ante el Córdoba. Su baja la cubrirá Borja Valle, hoy pareja de Carlos Fernández en punta. El andaluz transformó hace ocho días un penalti que sirvió para derrotar in extremis al Mallorca cuando todo parecía perdido. Ese agónico triunfo recargó de autoestima y confianza a la plantilla coruñesa y alimentó su fe para seguir creyendo en el ascenso.

Todo pasa por tumbar al Elche, para lo cual el Deportivo tendrá que subir mucho su nivel en todos los sentidos con respecto a su salida más reciente, la del desastre en el Anxo Carro. Allí los dos se jugaban mucho, los coruñeses el play off y los lucenses la permanencia, pero no dio esa sensación, como si solo el Lugo estuviera en una situación límite. La del Dépor también lo era. Y aún lo es.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes