14 de junio de 2019
14.06.2019
Fútbol | Deportivo

Un vestuario en alerta

Los jugadores deportivistas avisan de que deberán afrontar el partido en La Rosaleda sin pensar en la ventaja con la que parten en la eliminatoria

13.06.2019 | 20:00
Un vestuario en alerta

El Deportivo se presentará mañana en La Rosaleda con dos goles de ventaja y muchas precauciones en el desenlace de la primera eliminatoria del play off de ascenso. A pesar de la ventaja con la que viajan a Málaga, el vestuario deportivista es precavido. "Va a ser un partido muy difícil, mucho más que el de ayer (por el miércoles), con el público a su favor y sabiendo lo que se están jugando", avisó ayer Pedro Sánchez sobre lo que espera a los deportivistas en el partido de vuelta. "Va a ser muy difícil porque tienen un grandísimo equipo, ya lo han demostrado", coincidió Edu Expósito. "Su público va a empujar muchísimo, como lo hizo Riazor, pero si somos capaces de hacer nuestro partido vamos a tener ocasiones", insistió Dani Giménez sobre el ambiente hostil que espera a los blanquiazules.

Todos coinciden en que el mayor peligro que afrontarán será plantear el partido a partir del marcador con el que parten de Riazor. "Es una equivocación mirar si llevamos ventaja en el resultado. Tenemos que ir como si fuera un 0-0", recomendó Pedro Sánchez. "Tenemos que afrontar el partido de Málaga como si fuera un 0-0 e intentar ganarlo. Todo lo que sea pensar en otras cosas, en guardar la renta que tenemos, creo que es negativo", reflexionó Dani Giménez. "Tenemos que ir a ganar, no podemos hacer otra cosa que no sea ir a por el partido a Málaga. Si hacemos otra cosa será peor", añadió ayer Edu Expósito sobre el planteamiento del partido en una comparecencia conjunta de varios jugadores deportivistas que programó el club en las instalaciones de la ciudad deportiva de Abegondo.

Las claves para mantener el resultado y alcanzar la final del play off, según los jugadores, pasarán por ser fieles a sí mismos y contener el previsible arreón inicial de los andaluces. "Todo pasa por empezar bien el partido, que la gente esté tranquila y que en los momentos que el Málaga tenga el balón saber sufrir y que no nos cojan descolocados", analizó Dani Giménez. El miedo será el otro rival a combatir, según Pedro Sánchez: "Tenemos que ser nosotros mismos. Si somos nosotros mismos, conscientes de lo que nos estamos jugando, tendremos posibilidades, como se vio ayer".

En La Rosaleda a los jugadores deportivistas les faltará el apoyo de una afición que el miércoles fue determinante. "Está claro que ya desde el otro día contra el Córdoba hubo ese feeling, una unión increíble y así es como se consiguen las cosas, estando todos unidos", admitió David Simón sobre el ambiente que se respiró en Riazor contra los andaluces.

El empuje de la grada fue determinante en la reacción de la segunda parte junto con el cambio de esquema propuesto por el técnico deportivista, José Luis Martí. "Al final son pequeños detalles de los que nos dimos cuenta en el descanso. Cambiamos unas cosas porque el equipo tenía que reaccionar", resumió Pedro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes