20 de junio de 2019
20.06.2019
21.00 (M. Partidazo)

Riazor, principio del ansiado final

El Dépor quiere golpear primero ante el Mallorca en la eliminatoria definitiva por el ascenso, que se resolverá el domingo en Palma Martí apuesta por la continuidad en busca del cuarto triunfo seguido

19.06.2019 | 20:58
Riazor, principio del ansiado final

El Dépor se despide de Riazor con el objetivo de lograr su cuarta victoria consecutiva para tomar ventaja en la eliminatoria definitiva por el ascenso de cara a su desenlace el domingo en Palma. Pase lo que pase esta noche en A Coruña, decidirá Son Moix, aunque es clave golpear primero, como se demostró en la primera ronda frente al Málaga. Nadie contaba con tantos goles, un 4-2 gestado en una segunda parte brillante en la que el Deportivo derrochó carácter, valentía y eficacia para darle la vuelta al marcador. Hoy aspira a otro resultado favorable, a ser posible ganar sin encajar por el valor extra de los goles a domicilio. Es el principio del ansiado final, un ascenso con el que sueñan blanquiazules y bermellones, cada equipo con su estilo.

Los dos llegan lanzados a la batalla final. El Dépor, porque llegó a verse fuera del play off y acabó renaciendo, precisamente a partir del partido frente al Mallorca, a raíz del penalti transformado a última hora por Carlos Fernández. Su rival también está al alza. Jugaba en Segunda B la pasada campaña y un año después está a las puertas de la máxima categoría. Los veloces Estupiñán y Lago Junior son dos de sus jugadores a vigilar con especial atención, sin olvidar a otros compañeros también capaces de marcar diferencias como Leo Suárez, Salva Sevilla o el betanceiro Dani Rodríguez.

Al Dépor, en realidad, casi le da igual quién esté enfrente si es capaz de alcanzar el mismo nivel competitivo de la segunda parte ante el Málaga y de la vuelta en La Rosaleda, donde demostró que también sabe sufrir. El listón está alto. Querrá ser protagonista ante un Mallorca que suele lucir a la contra para explotar su velocidad. El equipo coruñés tendrá más la pelota frente a un rival sólido que sabe juntarse y esperar su momento para hacer daño. José Luis Martí apostará por la continuidad, con muy pocos retoques en el once para el duelo de ida de la final contra su Mallorca.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes