25 de junio de 2019
25.06.2019

Los cinco cedidos tienen pocas opciones de ser protagonistas en la próxima plantilla

24.06.2019 | 21:22
Diego Rolán posa con un balón en el gimnasio del Leganés.

Ya sea por unas razones o por otras los cinco cedidos del Dépor tienen difícil asentarse y ser importantes en la plantilla de la próxima temporada. Juanfran ya queda liberado de su contrato una vez que el equipo coruñés no consumó el regreso a la máxima categoría. Róber Pier acaba su vinculación en 2020 y atraviesa por un momento complicado tras la grave lesión que sufrió a final de Liga, pero todo hace indicar que se irá de nuevo cedido al Levante, equipo con el que se recuperará y firmará un nuevo contrato, ya en enero, cuando se lo permite la ley. Carmelo, quien lo fichó para su actual club, aclarará en breve esta operación. No es oculto su deseo de reclutarlo, pero parece una opción lejana. Rolán, cedido este año a Leganés y Alavés, tiene una ficha inasumible para Segunda y será uno de los jugadores con los que el club pretende hacer caja. Francis Uzoho y Gerard Valentín, atados hasta 2021, regresarán, pero deben ganarse un puesto. El meta puede tenerlo más fácil tras la marcha de Ortolá. Otro futbolista que controla el Dépor es Borja Galán. Ex del Fabril e importante con el Alcorcón, podría regresar si la entidad blanquiazul ejecuta su opción de recompra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes