30 de junio de 2019
30.06.2019

Anquela, el entrenador que hace grupo

El jienense se enfrentó al Deportivo por vez primera en la temporada 2011-12 con el Alcorcón que goleó a los blanquiazules en Santo Domingo También lo hizo con el Numancia, el Granada y el Oviedo

29.06.2019 | 23:42
Anquela, durante un entrenamiento con el Oviedo la pasada temporada.

A falta de la confirmación oficial, el Deportivo recurre a un veterano entrenador para tratar de conseguir a la segunda lo que no alcanzó en el curso recién finalizado; apela a Juan Antonio Anquela para regresar a Primera División. Un técnico con perfil de Segunda pues solo disfrutó de 21 partidos en Primera al frente del Granada. Es lo que dicen los números. Un entrenador que doblegó al Deportivo cuando entrenaba al Alcorcón y también al Numancia, hasta el punto de obligarle a vencer al Jaén en la penúltima jornada de la campaña 2013-14. En aquel partido en el que Carlos Marchena anotó el gol del triunfo y devolvió al cuadro entrenado por Fernando Vázquez a la elite. Fue el año del estreno de Tino Fernández al frente del consejo de administración del club blanquiazul.

Anquela es un hombre de vestuario. "Hay que hacer grupo", suele decir, según comentan desde Oviedo, el último lugar en el que estuvo entrenando. Una frase muy similar a la que siempre utilizó Arsenio Iglesias, ídolo del deportivismo, y también otros técnicos que pasaron por A Coruña. Experto en Segunda, tuvo su ocasión en Primera al frente del Granada, pero acabó siendo destituido y sustituido por Lucas Alcaraz (temporada 12-13), la misma en la que el Deportivo destituyó a José Luis Oltra, en la que Domingos Paciência huyó y en la que Fernando Vázquez casi logra el milagro de la permanencia, pero tuvo que sufrir el segundo descenso consecutivo, mientras el equipo granadino logró la permanencia. Fue la única experiencia de Anquela en la elite.

El primer encuentro directo de Juan Antonio Anquela con el Deportivo se remonta a la temporada 2011-12, aquella que supuso el reencuentro del Deportivo con la segunda División después de veinte años en la máxima categoría. Llegaba el equipo coruñés a Santo Domingo con nueve puntos en cuatro jornadas, solo había perdido un encuentro (en Riazor ante el Hércules, 0-1) y estaba en el grupo de cabeza con el Elche, Hércules y Sabadell, todos empatados a puntos. El Alcorcón venía por detrás. Pero goleó a los blanquiazules (4-0). En buena parte porque el conjunto dirigido entonces por José Luis Oltra se quedó con nueve futbolistas en el minuto 34 tras las expulsiones de Laure y de Colotto. También es cierto que los blanquiazules ya habían encajado tres goles (3-0), a los 16 minutos.

El entrenador jienense disfrutaba de su segunda temporada en el cuadro alfarero y arrolló a los blanquiazules. Al final del curso el Deportivo retornó a Primera División y el Alcorcón jugó la promoción de ascenso, en la que sucumbió en la primera eliminatoria ante el Hércules. El Alcorcón se quedó en Segunda, pero Anquela tuvo la oportunidad de estrenarse en Primera al frente del Granada, y con el conjunto nazarí se midió en Los Cármenes al Deportivo, pero esta vez se tuvo que conformar con un empate (1-1). En aquel curso ni Oltra (técnico deportivista) ni Anquela acabaron la temporada al frente de sus respectivos equipos. Fue el segundo descenso consecutivo de los blanquiazules, mientras que los granadinos lograron la permanencia.

Y de nuevo en Segunda División, temporada 2013-14, Juan Antonio Anquela vuelve a cruzarse en el camino de los deportivistas como entrenador del Numancia y de nuevo el técnico jienense vuelve a superar a los deportivistas, esta vez dirigidos por Fernando Vázquez. En Riazor empataron (3-3) después de empezar ganando y colocarse con un 2-3 casi definitivo; en Los Pajaritos se impusieron por la mínima (2-1) y obligaron a los coruñeses a vencer al Jaén en Riazor en la penúltima jornada, cosa que hicieron con un tanto de Carlos Marchena. Y tardó Anquela en tener al Deportivo enfrente, justo los años que tardaron los blanquiazules en regresar a Segunda. En este curso recién finalizado, el Oviedo sucumbió en Riazor por un abultado 4-0 (demasiado castigo para los astures) y en el Carlos Tartiere el equipo coruñés empató a un gol.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes