12 de septiembre de 2019
12.09.2019

Christian Santos aprende a encajar

"Me gustaría tener más minutos. Es muy difícil mantener el ánimo alto, pero me siento estable", confiesa el bigoleador Marca cada 48 minutos, en toda la liga solo Stuani lo logra en menos tiempo

11.09.2019 | 22:08
Christian Santos intenta arrebatarle un balón a Salva Ruiz ante la atenta mirada de Ager Aketxe y Vicente Gómez.

La experiencia de Christian Santos en el Deportivo está lejos de lo que él hubiera imaginado cuando estampó la firma en su contrato. Llegó de Primera en un año ya para olvidar en el Alavés y lo hizo para asumir galones con el objetivo de volver de inmediato a Primera. Pero ni con Natxo ni con Martí ni con Anquela ha logrado hacerse un hueco en el once, a pesar de que en las últimas semanas ha estado acertado de cara a la portería contraria. Le ha tocado en este tiempo convivir con un rol secundario y no le ha quedado más remedio que hacer cuero para lidiar con esta situación. "Es muy difícil mantener el ánimo alto. Aun así, me siento bastante estable. Yo lo trato de llevar de la mejor manera posible, trabajar y tener tranquilidad, pero está claro que me gustaría tener más minutos", confiesa el venezolano, que tiene con diferencia el mejor ratio goles-minutos de todo el Dépor. Logra un tanto cada 48 minutos. Solo Stuani rebaja sus números hasta 45 en toda la liga, aunque el uruguayo ha sido dos veces titular. El resto de realizadores necesitan más de 100 minutos para hacer cada uno de sus tantos.

El sudamericano, criado en Alemania, oposita a un puesto en la delantera, donde se juega un sitio con Longo y Koné, al que Anquela no ve de inicio en una banda. Aparece de momento en los planes del técnico como una solución de emergencia: "Tuve la suerte de salir y marcar en los dos primeros partidos, es algo que siempre deseas. Ahora nos toca ir a Gijón. Guardo buenos recuerdos de allí. Marqué y ganamos, ojalá pueda volver a hacerlo".

"En verano estuve hablando con Carmelo y no me llegó ninguna oferta que considerase interesante", avanza un goleador, que ya en el pasado mercado de invierno fue uno de los más pretendidos de la plantilla. Desde entonces no ha perdido caché, aunque en los últimas semanas ninguna propuesta le sedujo para abandonar A Coruña. Su idea entonces y su idea ahora no ha cambiado: "Siempre he dicho que me quiero quedar y por lo que me llegó (ofertas) no tuve que valorar si salir o no del Dépor. Ahora tenemos claro el objetivo".

Lo que le pide Anquela

Va a más físicamente después de hacer la pretemporada con sus compañeros y cree que está para jugar de inicio ante el Sporting, aunque admita que no se encuentra a su máximo nivel. Valora que Anquela trate en el vestuario a "todos por igual" y explica lo que le solicita el míster sobre el terreno de juego: "Hablé con él y me dijo que estaba feliz porque le daba lo que me pide. Quiere que luche, que aguante la pelota arriba, que la juegue fácil y que llegue al remate a portería".

Christian no quiere refrendar con sus palabras que el objetivo es el ascenso, porque "el año pasado se habló mucho y no se consiguió nada". Ve positiva la mejoría defensiva en el último encuentro, porque encajaban "muchos goles", y aporta su receta en el juego de ataque. Para él la clave es la tranquilidad, una palabra que ha estado en boca de todos esta semana en Abegondo: "Hay que acertar y tener paciencia arriba, sobre todo, en las decisiones finales. Si lo conseguimos, podemos ganar fácilmente en Gijón".

De los cinco últimos fichajes, tres fueron titulares y los otros dos salieron en la segunda parte. Santos no niega que "le sorprendió" que saliesen de inicio y pide paciencia al enjuiciar la que puede acabar siendo su contribución al equipo. "Son cinco fichajes y es temprano aún. Poco he podido verlos, pero tienen ganas y calidad", asegura el pichichi en un accidentado inicio de Liga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes