11 de octubre de 2019
11.10.2019
Alba Merino | Centrocampista del Dépor Abanca

"Sabemos que vendrán momentos malos, pero ahora toca disfrutar"

La jugadora blanquiazul analiza el ilusionante arranque del Dépor Abanca, colíder tras cuatro jornadas "Éramos la cenicienta, pero ahora somos el equipo de moda"

10.10.2019 | 22:33
Alba Merino, en la ciudad deportiva de Abegondo.

Alba Merino (Guadiana del Caudillo, Badajoz, 1989) es el contrapunto del sorprendente Deportivo Abanca, colíder de la Primera Iberdrola después de cuatro partidos en el estreno del equipo en la élite del fútbol femenino español. La centrocampista extremeña representa la veteranía y experiencia dentro de un grupo conformado por jóvenes promesas que se ha convertido en la revelación del campeonato. Reconoce que está viviendo una "segunda juventud" a las órdenes de Manu Sánchez y rodeada de talentos emergentes. El equipo retoma mañana (18.00 horas) la competición contra el Rayo Vallecano en la ciudad deportiva de Abegondo tras el parón de la semana pasada.

¿Hasta qué punto es una sorpresa el Deportivo Abanca?

Sinceramente, nosotras tampoco nos esperábamos tener estos diez de doce puntos posibles. Sabíamos que estábamos trabajando bien, pero, siendo sinceras, no esperábamos estar como estamos en la clasificación después de cuatro partidos. Ni siquiera el cuerpo técnico.

¿Dónde está el secreto de este arranque de temporada?

En que no hemos cambiado nada, ni nuestra forma de jugar ni nada. Seguimos trabajando como lo hacíamos el año pasado, basando nuestro juego en tener el balón y ser descaradas arriba. Seguimos la tónica del año pasado y eso nos ha llevado a dónde estamos.

¿Qué les dicen las rivales?

A todo el mundo le está sorprendiendo. Si nos sorprende a nosotras, al resto de equipos y aficionados les pasa lo mismo. Es cierto que somos el recién ascendido, que nadie esperaba nada de nosotras y que éramos la cenicienta, pero ahora somos de alguna manera el equipo de moda.

¿Cómo lo están viviendo?

Sabemos que esto es algo anecdótico, somos conscientes de que nuestro objetivo es seguir la temporada que viene en Primera División y sabemos que van a venir momentos malos, pero de momento estamos disfrutando de esto y vamos a seguir haciéndolo lo mejor que podamos.

¿Están preparadas para cuando les toque vivir un momento menos dulce?

Cuando hablo con las compañeras, todas son conscientes de que van a venir muchos partidos difíciles. Vamos a perder y hay que estar preparadas para ello, porque este equipo no pierde desde no sé cuándo, desde hace más de un año, pero va a llegar el momento en que van a llegar dos o tres derrotas seguidas. Eso tenemos que asimilarlo también.

¿Se imaginaba cuando aterrizó en el equipo la temporada pasada que iban a estar viviendo un momento así?

Desde el año pasado estoy viviendo una segunda juventud en el fútbol. Llevo muchísimos años y lo pasé bastante mal los dos años anteriores a venir al Dépor, pero ahora estoy disfrutando prácticamente como desde el primer día que debuté. El debut en Primera División en el partido contra el Espanyol fue impresionante, fue uno de los mejores días de mi carrera deportiva. Sigo con la misma ilusión que cuando empecé con 14 años a jugar.

¿Cómo encaja en un vestuario con jugadoras tan jóvenes?

Tengo 30 años, pero me siento como si tuviera 24 o 25. Me relaciono perfectamente con Tere, Nuria y las jugadoras que tienen 19 o 20 años. Está claro que esa juventud se nota en el vestuario.

¿El papel de veterana va más allá del campo?

Me llaman abuela con cariño porque saben que estoy para ayudarlas en todo, dentro y fuera del campo.

¿Cómo está viviendo el auge del fútbol femenino?

Ojalá tuviera su edad, porque están empezando prácticamente. Están viviendo lo mejor del fútbol femenino con 18 o 19 años y les queda toda la vida por delante para vivir esto. Ahora el fútbol femenino en España está de moda, y cada vez va a ir a más. Son súper afortunadas de empezar ahora.

¿Siente algo de envidia?

Envidia sana claro que me da. Y si le preguntas a gente de mi edad que esté ahora jugando te dirá lo mismo. Es cierto que nosotras somos afortunadas de haber vivido todo desde el principio, porque vemos y valoramos lo que tenemos ahora.

Vino la selección la semana pasada a Riazor y no hubo ninguna jugadora del Deportivo, ¿tenían sitio?

Al final la selección van las mejores. No porque sea un partido contra Azerbaiyán y se juegue en Coruña habría que llamar a alguien del Deportivo. Pero si hubieran llamado a alguien no tengo ninguna duda de que no desentonaría porque el equipo está en un gran momento.

¿Qué metas se ponen después de este arranque?

La clave es seguir trabajando e igualarnos a los demás equipos físicamente. El juego y la calidad con el balón los tenemos. No podemos perder la ilusión que tenemos de jugar cada partido, porque la verdad es que lo estamos disfrutando muchísimo.

Y la afición también disfruta con ustedes...

El primer día contra el Espanyol no me esperaba Abegondo lleno y contra el Granadilla había gente de pie. Nadie esperaba que nos arroparan así. Estamos disfrutando con ellos y ellos disfrutan con nosotras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


Buscador de deportes