14 de octubre de 2019
14.10.2019
Luis César Sampedro | Entrenador

"No hay desidia ni apatía, pongo la mano en el fuego por los jugadores"

"Defendemos mal y atacamos mal también, pero esto es una enseñanza buenísima" "El debut es malísimo y nefasto", reconoce el nuevo técnico blanquiazul

14.10.2019 | 00:34
Luis César Sampedro, ayer en el banquillo durante el partido contra Las Palmas.

Luis César Sampedro reconoció nada más acabar el partido en Las Palmas que su estreno en el banquillo deportivista fue "nefasto". El técnico no ocultó que tanto el resultado como las sensaciones fueron malas, pero al mismo tiempo rescató que puede servir de "enseñanza" para el futuro. "El debut es malísimo y nefasto. Cuando vienes a jugar pueden pasar tres resultados y aparte el modo de perder", admitió.

"Defendemos mal y atacamos mal también", reconoció Luis César sobre el rendimiento del conjunto blanquiazul ayer en el estadio de Gran Canaria. "Esto es una enseñanza buenísima y dolorosa a la vez porque perder 3-0 no le gusta a nadie. El partido deja una enseñanza para nosotros y lo analizaremos bien", añadió.


El entrenador deportivista deslizó que la mala dinámica en la que se encuentra instalado el equipo desde el arranque del campeonato impide jugar con soltura, pero insistió en mirar hacia adelante y olvidar el partido de ayer. "Anímicamente las derrotas van dejando secuelas. No ganar partidos deja a la gente triste y deprimida. Cada partido es un comienzo nuevo y ahora empieza el del Málaga. Esto es continuar, seguir. Cada partido hay que perfeccionarse", reflexionó.

"No sé si hubo una merma de intensidad, pero no es por ganas. No es desidia ni apatía, pongo la mano en el fuego por ellos. Puede dar esa sensación, pero no es apatía, insisto. Cuando los equipos no ganan siempre acudimos a la palabra intensidad, pero ese no es el motivo", argumentó sobre la mala actuación del equipo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes