08 de enero de 2020
08.01.2020

Enero, el mes de los tres centrales

El Deportivo ya superó otra situación muy delicada a principios de 2008, cuando Lotina cambió el sistema y optó por la defensa de cinco, como Vázquez en su reestreno, para empezar una remontada espectacular

07.01.2020 | 21:26
El central Somma, a la derecha, celebra su gol del pasado domingo en Soria junto a Montero y Valle.

La primera victoria a domicilio del Deportivo, el pasado domingo en Soria, coincidió con el reestreno en el banquillo blanquiazul de Fernando Vázquez, cuya novedosa apuesta por los tres centrales obtuvo el premio del triunfo. Debutó el de Castrofeito con una alineación en la que no solo cambió piezas, sino también su disposición en el terreno de juego. Por primera vez en la temporada el Dépor jugó con cinco atrás, una fórmula nunca utilizada anteriormente ni por Juan Antonio Anquela ni tampoco después por Luis César. De momento, ese esquema le dio un magnífico resultado al de Castrofeito, que ahora deberá decidir si le da continuidad en los próximos partidos. Hace justo doce años, en 2008, enero también fue el mes de los tres centrales. Era otra categoría „Primera División„, con otro entrenador „Miguel Ángel Lotina„ y futbolistas diferentes, pero entonces el Dépor también estaba en una situación límite y, apoyado ese mismo cambio de sistema, la remontada fue espectacular. Era penúltimo y acabó la Liga noveno.

Aquel Dépor de Lotina finalizó la primera vuelta con solo 17 puntos y desde el ecuador del campeonato fue capaz de sumar otros 35 para acabar en la novena plaza con 52. El técnico vasco empezó a jugar con cinco atrás el 27 de enero de 2008, contra el Valladolid en Riazor, un partido en el que reapareció Alberto Lopo después de cuatro meses de baja por una hernia discal. Su regreso fue talismán. Marcó el primero de los tres goles coruñeses en aquel triunfo balsámico contra el conjunto pucelano (3-1), formando en el eje de la zaga junto a Pablo Amo y Fabricio Coloccini. Juntos, los tres centrales se echaron al equipo a la espalda desde la solidez defensiva y el equilibrio, justo lo que busca ahora Fernando Vázquez, quien también tuvo a sus órdenes a Lopo cuando el catalán regresó al Dépor desde el Getafe en enero de 2014 para ayudar al equipo blanquiazul a lograr su último ascenso a Primera.

Lopo relata lo bien que le sentó al equipo aquel "giro táctico" por el que apostó Lotina en 2008. "Recuerdo bien esa temporada. Desgraciadamente me lesioné en la cuarta jornada y reaparecí en aquel partido contra el Valladolid, en el que además marqué. El equipo cogió carrerilla y acabó arriba tras completar una buena segunda vuelta. En aquel momento Lotina dio un giro a lo que era el tema táctico, puso a tres centrales y los jugadores nos adaptamos bastante bien a la nueva disposición en el campo. Las piezas encajaron bien", explica el exfutbolista, actualmente trabajando para la Asociación de Futbolista Españoles (AFE).

El catalán celebra la exitosa puesta en escena del 5-4-1 que Fernando Vázquez estrenó el pasado domingo en Los Pajaritos y espera que suponga "el principio de una buena cadena de resultados" para que su exequipo sea capaz de alcanzar el objetivo de la salvación. Más allá del dibujo táctico, Lopo cree que el entrenador de Castrofeito es "la persona idónea" para tratar de reflotar al Deportivo en un momento tan delicado como el actual, todavía en la última posición de la tabla, a cuatro puntos de la permanencia: "Está más que capacitado para darle la vuelta. Es la persona idónea y, además, conoce muy bien el club y este tipo de situaciones. Hay que tener máxima confianza en él y en todos".

Durante la etapa en la que Lopo coincidió con Vázquez en Segunda, el técnico gallego también echó mano de la defensa de cinco, aunque lo hizo "en momentos más puntuales". Es un sistema con el que se gana firmeza atrás, aunque a su juicio eso no significa que se tenga que atacar peor. "Depende también del rival y de cómo quieres enfocar cada partido. En la situación en la que está el Dépor lo importante es no encajar y las ocasiones que pueda tener, meterlas. Es un sistema fuerte a nivel defensivo. Y en ataque también puedes jugar con gente por la banda, con carrileros, y también por dentro".

En 2008 la remontada empezó con un gol de Lopo frente al Valladolid. Amo y Coloccini eran entonces sus compañeros en el eje de la zaga. Doce años después, de nuevo un gol de un central, en este caso Michele Somma, resultó decisivo para que el Dépor clavara en Soria la primera pica para la reacción. Mujaid y Montero fueron los escuderos del italiano, que celebró su tanto corriendo al banquillo para abrazarse con todos. Un bloque unido y compacto sobre el que Fernando Vázquez quiere cimentar la reacción del equipo para agarrarse como sea a la Segunda División.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes