28 de marzo de 2020
28.03.2020
La Opinión de A Coruña

Volver a jugar, una incógnita física

El paréntesis cada vez más prolongado aumenta las dudas sobre la respuesta de los jugadores El confinamiento introduce un escenario distinto al de las vacaciones de verano o Navidad

27.03.2020 | 19:59
Fernando Vázquez da instrucciones a los jugadores durante un entrenamiento.

En medio de un escenario incierto en el que retomar la competición se presenta todavía como una posibilidad lejana, el Deportivo va camino de acumular un mes sin entrenamientos. A la espera de que la situación se aclare, los jugadores de la plantilla permanecen en sus hogares ejercitándose conforme a unas pautas marcadas por el cuerpo técnico para estar en la mejor forma física en el caso de que el campeonato se reanude. Reiniciar la Liga, sin embargo, se presenta como un escenario desconocido en las circunstancias actuales y abre numerosas incógnitas en cuanto a la preparación de los jugadores. Algunos, como el capitán deportivista Dani Giménez, ya han reclamado una pretemporada previa.

La situación podría ser comparable al periodo de vacaciones de verano, aunque con salvedades importantes. "Esto se suele dar, aunque no igual, por supuesto, en las pretemporadas", indica Rafael Martín Acero, hasta el pasado verano responsable del Servicio de Apoyo al Rendimiento del Fútbol (SARF) del Deportivo. "En las pretemporadas lo que ocurre es que hay entre seis y doce semanas en las que los jugadores tienen cuatro de vacaciones. En esas vacaciones se suele hacer la mitad del tiempo, o un tercio, de recuperación activa libre y el resto del tiempo de actividad dirigida de mantenimiento", añade el investigador de la Facultad de Ciencias del Deporte y de la Educación Física de la Universidade da Coruña.

En ese sentido, la situación podría ser similar, aunque a su juicio existen dos condicionantes muy importantes. "La primera es el confinamiento, no son vacaciones, y eso genera estrés. Eso lleva a que los entrenamientos que se puedan hacer no sean los mismos que en el periodo vacacional", advierte Rafael Martín Acero. "La segunda situación diferente es que los partidos que quedan son súper trascendentes para el 70% de los equipos. Eso no ocurre en los diez primeros partidos de la Liga", añade.

Precisamente ese encierro obligatorio prolongado provoca que los equipos se vayan a encontrar ante un terreno desconocido, tal y como sostiene Julio Hernando, preparador físico del Deportivo desde 2016 hasta el pasado verano. "Es una situación anómala, sin duda. En los primeros 15 días del estado de alarma se podía simular el parón navideño, pero es que ahora ya no se puede. Son otros 15 días en los que se pueden simular las vacaciones de verano. Si nos vamos a un mes o mes y medio es como si nos fuéramos a una temporada nueva de once jornadas", sostiene.

Habrá que lidiar además con las lesiones, más habituales entre los jugadores al principio de las temporadas. "El índice de lesiones, desgraciadamente, va a aumentar, aunque el periodo de adaptación reducirá el riesgo", asegura Hernando.


Julio Hernando - Preparador físico del Deportivo 2016-19
"Si se reanuda la Liga, tendría que haber un periodo de adaptación"

"Mi opinión es que si mañana dicen que el 2 de mayo se reanuda la Liga, tendría que haber un periodo de adaptación por parte de los equipos. Para mí una semana sería corta. Si se hace en una semana, habría que doblar sesiones o incluso hacer triple en alguna", expone el que fuera preparador físico del Deportivo sobre la manera de retomar la competición con las mayores garantías posibles.
"En un plazo de 15 días te puedes plantear un periodo de adaptación correcto y yo creo que sería lícito y bueno", añade Julio Hernando sobre el plazo de trabajo previo necesario para que los jugadores se pongan en condiciones después de un periodo de inactividad prolongado.


Rafael Martín Acero - Exresponsable del SARF en el Deportivo
"La situación teórica ideal es que hubiera una minipretemporada"

"Hay opiniones diferentes, pero la situación teórica ideal es que hubiera una minipretemporada", apunta Rafael Martín Acero, exresponsable del Servicio de Apoyo al Rendimiento del Fútbol (SARF) del club. El experto de la Facultad de Ciencias del Deporte y de la Educación Física de la
Universidade de A Coruña, sin embargo, puntualiza que podría existir un problema de plazos. "Si realmente las ligas se tienen que acabar el 30 de junio por el tema de los contratos, no hay tiempo", señala Rafael Martín Acero sobre el periodo de trabajo previo que necesitarían las plantillas para retomar la competición una vez se permita regresar a los entrenamientos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes