03 de mayo de 2020
03.05.2020
La Opinión de A Coruña

El deporte profesional también toma las calles de A Coruña

Atletas y jugadores del Dépor, del Liceo y del Leyma aprovechan el primer día de permiso para poder hacer ejercicio en el exterior

03.05.2020 | 00:30
El deporte profesional también toma las calles de A Coruña

Casi 50 días después, los deportistas profesionales abandonaron sus hogares y se lanzaron a las calles como miles de aficionados anónimos al running, al ciclismo o al surf. Así, pudo verse a velocistas de récord como Mauro Triana o a los jugadores del Dépor entremezclados con los vecinos de la ciudad.

En el caso de los futbolistas blanquiazules, no fueron pocos los que aprovecharon el entorno del paseo marítimo para correr antes de la vuelta a los entrenamientos. Por allí pudo verse a Beauvue, Mollejo, Montero o Vicente Gómez. También Borja Valle, quien dejó un simpático vídeo en las redes sociales, y jugadoras del Deportivo Abanca como Teresa Abelleira hicieron ejercicio en el exterior en el primer día de permiso por parte del Gobierno.

Todos salieron con unas pautas marcadas desde el club para no correr excesivos riesgos -les recomendaron evitar superficies duras y no alejarse demasiado de sus residencias- a realizar una actividad que era voluntaria después de casi dos meses entrenando en sus hogares de manera limitada.

Mauro Triana, el hombre más rápido de Galicia --posee los récords de 100 y 200 metros--, pudo volver a calzarse las zapatillas. En un piso, el pasillo de unos escasos metros no parece el mejor sitio para estirar sus piernas de largas zancadas. Siguió activo con ejercicios de fuerza y gracias a que el Concello, a través de su concejal de Deportes, Juan Ignacio Borrego, le consiguió una bici estática. Sin embargo, como correr no hay nada y ayer se pudo sacar el gusanillo con un trayecto entre el Parque Europa, Oza y el parque de Eirís. Según su entrenador, tendrán que pasar por un proceso de adaptación, pero como ya ha dado por terminada la temporada, se centra en 2021, por lo que tiene tiempo para ponerse en forma.

Los jugadores del Básquet Coruña fueron de los más madrugadores. Confinados en sus pisos desde mediados de marzo con solo unas bicis estáticas como compañeras de entrenamiento, pisar la calle fue toda una liberación. Con pautas y un plan específico diseñado por el club, y sin saber todavía la hoja de ruta para volver a la cancha, salieron a correr. Álex Llorca eligió el paseo marítimo, igual que otros de sus compañeros como el lituano Augustas Peciukevicius, el estadounidense Perris Blackwell y el español Sean Smith. Los tres coincidieron durante su salida y, guardando las medidas de distanciamiento y seguridad, inmortalizaron el momento que en las próximas semanas se podría repetir ya sobre la pista.

Fue un día en general para retomar el contacto con el ejercicio para todos los deportistas de la ciudad, más profesionales o no, por tierra o por mar --a los nadadores de aguas abiertas en cambio se les recomendó esperar hasta mañana lunes--, aunque muchos, como los jugadores de hockey sobre patines del Liceo, no puedan todavía regresar a su habitat habitual y calzarse los patines. Pero salieron a correr, como el caso del delantero argentino Maxi Oruste, y de paso disfrutar de unas horas de libertad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes