Los jugadores deportivistas regresaron ayer a Abegondo casi dos meses después desde la última ocasión en la que pisaron las instalaciones de la ciudad deportiva. Lo hicieron para someterse a las pruebas de diagnóstico del coronavirus que establece LaLiga antes de retomar los entrenamientos. Fue una vuelta con "prudencia", según indicó el club, para garantizar la seguridad en el regreso al trabajo previsto inicialmente para esta semana.

En la ciudad deportiva estaban convocados 28 jugadores, el cuerpo técnico y el personal auxiliar que trabajará con ellos en cuanto se reanuden los entrenamientos. En total, algo más de 50 personas para someterse a los exámenes del Covid-19 que marca LaLiga en su protocolo.

La primera plantilla, excepto el lesionado Michele Somma, que permanece en Italia después de su operación, además de los fabrilistas Mujaid, Gandoy, Valín y Juan Rodríguez y el portero juvenil Alberto, se sometieron a los test por turnos desde primera hora de la tarde. Ahora deberán esperar 48 horas para conocer los resultados y reanudar los entrenamientos individuales de la primera fase de trabajo diseñada por LaLiga y el Consejo Superior de Deportes (CSD).

18

La plantilla del Dépor se somete a las pruebas del coronavirus en Abegondo

Hugo Vallejo se refirió ayer a las condiciones bajo las que se desarrollarán las primeras sesiones tras la cuarentena. El joven jugador granadino entiende que pueda haber dudas sobre la forma en la que se volverá al trabajo, pero apostó por aceptar el protocolo que se ha diseñado. "Es normal que haya algo de división entre los jugadores porque todos tenemos nuestro punto de vista. pero si queremos que todo vaya de la mejor manera posible y nos garantizan seguridad, deberíamos aceptar lo que propone LaLiga", reflexionó.

Vallejo argumentó que ahora le toca al mundo del fútbol afrontar la situación particular que se atraviesa en todos los sectores de la sociedad debido a la epidemia de coronavirus. "Mientras nosotros estábamos confinados ha habido personas jugándose la vida y con riesgo de contagio. Todos tenemos que poner de nuestra parte y afrontar lo que nos queda", subrayó.

Los jugadores, después de las pruebas a las que se sometieron ayer, volverán a la ciudad deportiva mañana si se cumplen los plazos inicialmente previstos por el club para regresar a los entrenamientos. Serán sesiones individuales muy condicionadas y en las que no podrán coincidir más de seis sobre los campos. Tampoco se podrán duchar en los vestuarios y tendrán que llegar vestidos de sus casas con la ropa de entrenamiento.