17 de mayo de 2020
17.05.2020
La Opinión de A Coruña

Título de Liga del Deportivo | "Hicimos una gesta casi imposible"

Los protagonistas del título de Liga del Dépor recuerdan emocionados aquel hito que marcó sus carreras

17.05.2020 | 14:09
Título de Liga del Deportivo | "Hicimos una gesta casi imposible"

LAS FRASES

  • Makaay: "Había más gente que habitantes tiene A Coruña. Nunca lo olvidaré"
  • Manuel pablo: "El día del Espanyol sabíamos que no íbamos a fallar. Fue espectacular"
  • Songo'o: "La celebración fue increíble, con la gente llorando de alegría"
  • Fran: "El título de Liga está por encima de todo, es lo más difícil con diferencia"
  • Donato: "Ese gol de cabeza fue un regalo de Dios por todo lo que hice en el fútbol"
  • Turu: "Había nervios, pero nosotros estábamos convencidos y unidos para lograrlo"
  • César: "Fue una locura,un momento increíble. Ibas como en una burbuja"
  • Scaloni: "Fue un momento inolvidable que quedará para el resto de nuestras vidas"
  • Jaime: "Todos sabíamos nuestro rol e íbamos en la misma dirección"
  • Iván Pérez: "Al final la explosión fue impresionante, nuestra y de todo el estadio"
  • Romero: "Mucha gente en España se alegró, no solo en A Coruña y en Galicia"
  • Dani Mallo: "Fue un sueño llegar al primer equipo y verte subido en ese autobús celebrando"
  • Jokanovic: "Con ese apoyo y ese empuje de la gente, era imposible que fallásemos"
  • Ramis: "Cuando nos juntábamos en ese vestuario, éramos uno siempre"
  • Franganillo: "Eran 'animales' de competición, un espectáculo verlos jugar y entrenar"
  • Barros Botana: "Ese título de Liga fue lo más merecido que el fútbol le dio a un equipo"

Hace justo veinte años Donato marcaba de cabeza "el gol más importante, no el más bonito, pero sí el más importante" de su carrera. Un "regalo de Dios" que despejaba el camino del Deportivo hacia el título de Liga nada más empezar el definitivo partido ante el Espanyol. Dos décadas después el hispanobrasileño se reencuentra en Riazor con otros cinco campeones afincados en A Coruña para recordar la gesta: Manuel Pablo, Jaime y Dani Mallo, más el preparador físico Franganillo y el delegado Barritos. Sin abrazarse, aunque les gustaría, vuelven a hacer piña al pie del estadio que los hizo grandes. Sus seis testimonios, más los de otros diez miembros de aquella histórica plantilla, están cargados de emoción, la suya y la de toda una ciudad que estalló de júbilo cuando el colegiado García Aranda pitó el final. Así recuerdan los protagonistas la consecución del título:

►Songo'o: "Fue algo muy bonito para el Dépor. Merecía ser campeón. Teníamos una plantilla muy completa y un grupo muy unido, todos amigos, con mucho respeto entre todos. Preparamos el partido contra el Espanyol convencidos de que íbamos a hacer todo para ganar y salir campeones. Luego la celebración fue algo increíble, en el estadio y también en la calle con la gente llorando de alegría".

►César: "Tengo en la memoria la ciudad entera de A Coruña en la calle. Fue una pasada el paseo en autobús, todos con el pelo teñido de rubio. Ibas como en una burbuja. Fue una locura, un momento increíble. La clave es que hubo mucha cohesión en el grupo. Con el gol de Donato aquello fue la explosión".

►Donato: "Después de lo que pasamos en la temporada 1993-94, teníamos otra oportunidad en nuestras manos de nuevo en la última jornada y no pensamos en otra cosa que no fuera la victoria. El Espanyol empezó fuerte, atacando, y eso hizo que el público estuviera como ahogado, no se notaba el ruido de siempre, pero marcar pronto vino perfecto. Ese gol de cabeza vino a coronar mis años de carrera. Fue un regalo de Dios para mí y mi familia por todo lo que hice en el fútbol. No hubo cosa mejor para mí que poder ser parte de ese título y marcar ese gol de cabeza. Es el más importante, no digo el más bonito, pero sí el más importante en mis 21 años de carrera".

►Manuel Pablo: "Lo recuerdo como algo que era impensable al principio, como una deuda que se le debía al Deportivo después de lo del penalti de Djukic. La primera vuelta fue muy buena y tomamos impulso para ir creyéndonoslo. Nos costó mucho llegar al final pero tuvimos la oportunidad de celebrarlo en la última jornada ante nuestra afición. El día del Espanyol sabíamos que no íbamos a fallar. Al acabar la explosión de alegría fue tremenda. Nos impresionó subir al palco, con todo el mundo abajo. Fue espectacular. En la acción del 2-0 de Roy [Makaay], levanté la cabeza y se la puse. Él hizo lo difícil, porque no tenía ángulo. Nos abrazamos y nos besamos porque era el gol de la tranquilidad".

►Makaay: "El título con el Dépor es el más preciado de mi carrera, porque en el Bayern había la obligación de ganar siempre. Hace poco volví a ver las imágenes y es muy emotivo. Yo venía de bajar con el Tenerife y hubo un clic en el equipo desde el primer día entre los que estaban y los nuevos. Fue espectacular, aunque nos costó más fuera de casa después de Navidad. Hubo tantos partidos bonitos aquel año que es difícil quedarse con alguno, pero el mejor sigue siendo el del 19 de mayo. Dentro del equipo había mucha confianza en que lo íbamos a lograr. Aquel día había más gente que habitantes tiene A Coruña, nunca lo voy a olvidar. Me acuerdo del bus hacia Cuatro Caminos y la plaza de María Pita llena hasta en las esquinas".

►Romero: "Había una espinita clavada por esa Liga perdida unos años antes en casa. Mucha gente en España se alegró de que ganáramos el título, no solo en Galicia y en A Coruña. Fue una alegría inmensa. Teníamos mucha seguridad y fuimos muy constantes y regulares. Mi sensación es que podíamos ganarle a cualquiera. Habría estado bien conseguir el título antes para no tener esa angustia, pero lograrlo en la última jornada ante nuestra afición es histórico".

►Jaime: "Todos sabíamos nuestro rol e íbamos en la misma dirección. Era un grupo unido y con un potencial grandísimo, un equipo superlativo que hizo posible algo histórico. La afición se lo merecía en todos los sentidos, por lo que había pasado anteriormente con la Liga perdida. Fue una felicidad plena ver a todo el mundo exultante".

►Jokanovic: "El día que ganamos la Liga hubo fiesta antes, durante y después, y duró varios días. No pensaba que A Coruña tuviese tantos habitantes. Se hablaba del penalti de Djukic, del pasado, pero con ese apoyo, ese empuje de la gente, era imposible que fallásemos. Era un equipo de mucha calidad y competitividad. Yo venía de descender con el Tenerife y nadie pensaba que fuésemos a ganar la Liga, pero al final lo logramos".

►Ramis: "Cuando nos juntábamos en ese vestuario, éramos uno siempre, para disfrutar y para sufrir. A nivel individual era un equipo extraordinario en todas las líneas, y coincidió con los picos más altos de rendimiento de muchos jugadores. Fuimos creciendo día a día y eso nos hizo creer que era posible. Al acabar el partido contra el Espanyol llegó la alegría y el éxtasis. Muchas emociones, una tras otra, y es difícil quedarse con una. Fueron varios días de una locura extraordinaria".

►Scaloni: "Fue un momento inolvidable que quedará para el resto de nuestras vidas. Ojalá algún día se pueda repetir".

►Fran: "Aquel título fue sacarse una espina que tenías ahí clavada y muy profunda por haber perdido aquella famosa Liga. Para mí fue lo mejor que me podía pasar en el Dépor, el mejor de los sueños hecho realidad. La Liga está por encima de todo lo demás que conseguimos, totalmente. Es lo más difícil con diferencia. Te enfrentas a dos monstruos, dos transatlánticos como Madrid y Barça, y son muchas jornadas. Me alegré por mí, por mi familia, por mis amigos y por toda la afición que llevaba muchos años apoyando. Significó algo único para el deportivismo, al alcance de muy pocos equipos en España, solo nueve".

►Turu Flores: "Hicimos una gesta, algo casi imposible, y digo casi, porque se logró. A día de hoy es muy difícil poder igualar algo así. Van a tener que pasar muchísimos años más para ver si se puede dar. Recuerdo que había nervios por todo lo que se hablaba por lo que había pasado años atrás, con aquella Liga perdida en la última jornada, pero nosotros estábamos convencidos y unidos para lograr ese éxito. Al acabar estábamos en el vestuario tiñéndonos de rubio y me avisaron de que había un periodista que quería hablar conmigo para hacer un directo con Maradona, que me quería felicitar. Doble emoción. Lo recuerdo como si fuera hoy".

►Iván Pérez: "La historia del fútbol le debía una Liga al Dépor y fue esa. Fue una explosión impresionante, nuestra y de todo el estadio".

►Dani Mallo: "Me faltó haber podido jugar, porque me quedé a las puertas en varias ocasiones, pero estar en esa plantilla, para un chaval como era yo en aquel entonces, ya es un premio que no tiene precio. Si encima eres partícipe de una temporada histórica, ganando un título que se había escapado de entre los dedos años antes, pues aún hoy se me ponen los pelos de punta. Fue un sueño llegar al primer equipo y al final de campaña verte subido a ese autobús para celebrar la Liga".

►Barritos: "Ese título fue lo más merecido que el fútbol le dio a un equipo. El Dépor merecía ser campeón de Liga".

►Franganillo: "Aquellos futbolistas eran animales de competición. Salían a competir y era un espectáculo. Y entrenando, igual".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes