20 de mayo de 2020
20.05.2020
La Opinión de A Coruña

El consejero del Deportivo Miguel Otero cuestiona la necesidad de "vender" el club

"¿Qué resuelve la capitalización o venta del Deportivo a diez años vista? ¿A la vista de las cuentas, no será mejor vender otro activo del club en lugar del propio club?", cuestiona el consejero del club coruñés en una carta abierta

20.05.2020 | 13:24
El consejero del Deportivo Miguel Otero cuestiona la necesidad de "vender" el club

Un consejero del Deportivo, Miguel Otero, que hace un par de años se postuló a presidir el club, ha puesto en duda, en una carta abierta la necesidad de "vender" la entidad blanquiazul en este momento, posicionándose en contra del acuerdo aprobado por el consejo que preside Fernando Vidal, del que él mismo forma parte, a principios de marzo para las ampliaciones de capital que pretende sacar adelante.

El Deportivo se vio obligado a cancelar por el estado de alarma la Asamblea de Accionistas que había convocado para el 17 de marzo y en la que la entidad financiera Abanca iba a convertir en acciones 35 millones de deuda, lo que, en la práctica, le iba a convertir en dueño de un club que actualmente tiene el capital muy repartido.

"¿Qué resuelve la capitalización o venta del Deportivo a diez años vista, ¿A la vista de las cuentas, no será mejor vender otro activo del club en lugar del propio club?, ¿No estaremos mal vendiendo la vaca para mañana tener que comprar la leche?", se cuestiona Otero.

El consejero, que también formó parte del Consejo de Administración del CD Lugo y, con anterioridad, fue presidente de la Federación de Peñas del Deportivo, desliza que la directiva de la que forma parte, ya que no ha dimitido, no está ofreciendo la situación real de la deuda del club.

"Desde el Consejo de Administración debemos facilitar a los accionistas toda la información de la que disponemos, para que la conozcan y decidan. Esa es la obligación a la que nos debemos los administradores; y los accionistas, decidir, pero con los datos reales del club en la mano. Luz y taquígrafos", expone.

Otero también se pregunta "a ver si va a resultar que el Deportivo no está tan 'escarallado'", palabra que utilizó el presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet, para referirse a la situación del club.

"Estamos a pocas semanas de que se materialice la venta del club a una entidad bancaria y la preocupación se palpa en el ambiente. Hay nerviosismo, el pasado 24 de marzo se crea una comisión económica para, un mes después, disolverla tras haber profundizado en las cuentas del club", reconoce el todavía consejero.

Además, también incidió en el "nerviosismo" que percibe "por las dimisiones, en pleno confinamiento, del director general y del controller financiero de la sociedad" y por que, a su juicio, "no se acaba de exponer a la masa social las cuentas claras del club".

Igualmente, denuncia que se "ponga como meta la venta del club sin explicar con detalle a los accionistas el ahorro que supondrá esa capitalización en los próximos años" y recuerda que "una vez vendida la Sociedad ya no habrá marcha atrás".

También expresa su preocupación por que "nadie haya dejado bien atado" que el Deportivo "jamás pueda cambiar de nombre o abandonar la ciudad".

A principios de marzo, el presidente del Deportivo, Fernando Vidal, defendió las ampliaciones de capital que el club iba a someter a la aprobación de los socios con el objetivo de "cuidar de manera definitiva a un enfermo en estado muy crítico".

El club tenía previsto tres ampliaciones, de las que dos tenían como objetivo la capitalización de deuda por parte de la entidad financiera Abanca, una de 5 millones de euros del crédito participativo que le concedió el para poder acudir al mercado de enero, y otra de 30 que reducirá la deuda privilegiada que había contraído previamente con el banco.

Además, se abrirá otra ampliación paralela por otros 35 millones de euros para los accionistas actuales en las dos primeras fases y para cualquier aficionado en la tercera, con el propósito de que el control del club siga siendo de los accionistas, aunque, a la vista de las anteriores ampliaciones, no se prevé que estos hagan un desembolso tan alto.

Según los datos que presentó entonces Vidal, la deuda del Deportivo pasaría de 90 millones (más 14 de intereses) a 55 y evitaría pagar cerca de ocho millones de euros en intereses.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes