13 de junio de 2020
13.06.2020
La Opinión de A Coruña
fútbol

Tropiezos de Oviedo y Málaga en casa y del Tenerife en Fuenlabrada

Los rivales del Dépor por la salvación no consiguen ganar en sus primeros partidos

13.06.2020 | 00:36
Tropiezos de Oviedo y Málaga en casa y del Tenerife en Fuenlabrada

Oviedo, Málaga y Tenerife, rivales del Deportivo en la lucha en la parte baja de la clasificación tropezaron ayer en sus primeros partidos después del paréntesis en la competición. El Oviedo, siguiente rival de los blanquiazules tras jugar mañana contra el Sporting, no pudo pasar del empate en su estadio contra la Ponferradina (0-0).

El Huesca, mucho mejor que el Málaga en el regreso a la Liga firmó un triunfo claro en La Rosaleda (1-3) en un partido en el que el videoarbitraje y las expulsiones fueron protagonistas.

El equipo malagueño, totalmente desubicado en los primeros minutos, concedió un gol en la primera llegada del Huesca.

Un centro por la derecha lo aprovechó el centrocampista Ferreiro, tras un fallo del lateral derecho Cifu en el despeje, y batió al guardameta marroquí Munir con un disparo raso.

Sadiku empataría de penalti después de la expulsión del exdeportivista Juan Carlos Real. Cuando el árbitro iba a pitar el final del primer tiempo, el VAR volvió a entrar en acción porque un jugador del Huesca, el centrocampista Dani Raba, acabó tendido en el área del Málaga tras un choque con el central Diego González. El VAR no aclaró si era penalti y fue el colegiado quien, tras ver la jugada en el monitor, señaló pena máxima, que transformó el propio Raba en el minuto 55.

Podo después del comienzo de la segunda parte, el Málaga perdió su superioridad numérica al ser expulsado el defensa David Lombán.

La sentencia definitiva llegó en el minuto 80 en un remate de cabeza del delantero Rafa Mir.

Elche y Extremadura regresaron a la competición con un empate que no dejó contento a ninguno de los dos equipos tras un partido sin apenas ocasiones y en el que ambos conjuntos lograron anular las virtudes del rival.

El equipo ilicitano, que cede terreno en sus opciones de disputar la fase de ascenso, nunca se sintió cómodo ante un adversario valiente que demostró estar muy vivo en la lucha por la permanencia.

El conjunto extremeño, más necesitado de puntos, arrancó mejor, llevó el peso del juego, aunque sin presencia ofensiva. El Elche, impreciso con el balón, apenas generó peligro a pesar de la apuesta ofensiva de su entrenador ayer en la vuelta a la competición.

Cuando más cómodo se sentía el Extremadura, jugando casi a placer en territorio del Elche, llegó un contragolpe aislado del conjunto local conducido por Josan. El extremo conectó en el área con Escriche, quien centró para que Jonathas marcara a placer.

El tanto no desanimó al Extremadura, logró equilibrar el resultado con un gran tanto de Bustos, en la segunda parte.

El estreno de José Ramón Sandoval frenó en seco la caída del Fuenlabrada, que firmó el triunfo 194 días después, tras trece jornadas sin saborearlo, gracias a un gran gol de Sekou Gassama. La primera victoria de los madrileños desde el 1 de diciembre cortó la buena dinámica que llevaba el Tenerife antes del parón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes