18 de junio de 2020
18.06.2020
La Opinión de A Coruña

"Pongo el equipo que creo que va a funcionar bien, pero no lo hace"

"En el descanso cambio el sistema porque estábamos mal y cambio a Ba y Beauvue, pero no voy a decir las razones"

18.06.2020 | 01:14

Fernando Vázquez no podía ocultar que la primera parte del Dépor en Oviedo fue para olvidar. "A nadie le puede sorprender el cambio de sistema en el descanso", analizó tras el encuentro. "Decidí intervenir porque el equipo estaba mal, antes y después de recibir los goles. Cambié y el equipo mejoró, reaccionó", dijo, pero no entró en los motivos de los cambios de jugadores: "Decido cambiar a Abdoulaye (Ba) y Claudio (Beauvue)". Punto. Sea como sea, el equipo blanquiazul está obligado a reaccionar porque hay algo que no funciona y el técnico no acaba de encontrar la tecla adecuada. "Saco el equipo que pienso que tiene que funcionar bien... y no funciona. Vamos a ver qué hacemos el sábado", dijo en referencia al partido contra el Rayo Vallecano en Riazor.

El de Castrofeito sufre la dualidad de lo que desea para su equipo y la realidad. "Espero que juegue con soltura, con confianza, velocidad, siendo progresivo, penetrando, jugando hacia delante. Eso es lo que entrenamos", explicó. "Ya no me gustó en exceso el partido del Sportng y lo que estaba ocurriendo hoy (por ayer) no era lo adecuado", continuó. "Repetí el sistema para reafirmarme, pero tuvimos problemas y estuvimos bastante mal por errores propios", reconoció. Y el problema es que no sabe la razón: "No sé por qué. Si por presión o por lo que sea. Deberíamos jugar más cómodos".

Las cuentas de la permanencia todavía siguen saliendo. "Tenemos que ganar cinco partidos", afirmó y valoró únicamente el empate por el hecho de haberle ganado el golaveraje particular al Oviedo. "Eso puede significar un punto más a final de temporada", concluyó.

"Tenían dos marchas más"

Peru Nolaskoain también analizó el partido en dos partes, una primera en la que reconoce que el Oviedo les pasó "por encima" y tras el descanso, cuando hablaron el vestuario, cambiaron el sistema y mejoraron su imagen. "En la primera parte parecía que tenían dos marchas más. No es excusa, pero influye que ellos tuvieron dos días más de descanso y eso sinceramente me parece una vergüenza", comentó. "El gol de Sabin nos dio vida y en la segunda parte hicimos las cosas bien. Todos estábamos metidos y se notó. Tenemos jugadores con mucha clase y técnica y nos faltó claridad para haber ido a por el partido", se lamentó. El lavado de cara en el descanso se debió a una charla, que aseguró que queda en el vestuario, y al cambio de sistema: "Me sentí bien con la defensa de cuatro, teníamos más gente por dentro y entró Ager (Aketxe) que nos dio vida en la media punta". Su gol supuso el empate. "Una pena que no sirviera para la victoria", dijo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes