Emre Çolak acudió ayer por la mañana a Abegondo por voluntad propia para ejercitarse en solitario en el día libre de la plantilla después de que el lunes faltara al entrenamiento sin dar ninguna explicación. El preparador físico, Manuel Pombo, y el readaptador, Fran Molano, también estuvieron en Abegondo.

La decisión de Çolak de trabajar en el día de descanso es una muestra de su arrepentimiento tras el plante del lunes. Pese a este nuevo acto de indisciplina, otro más en el currículum del turco, desde el club aseguraron que está citado para reincorporarse esta mañana al trabajo grupal con sus compañeros. Fernando Vázquez, que ayer no estuvo en Abegondo, decidirá si cuenta con él para el trascendental partido del viernes en Anduva. Para esa cita el técnico de Castrofeito tiene las bajas seguras de Uche Agbo y Michele Somma, y las dudas de Peru Nolaskoain, Salva Ruiz y Luis Ruiz. La recuperación del vasco, en la enfermería desde el partido contra el Rayo, aliviaría los problemas de Vázquez para dar consistencia al centro del campo.