Los jugadores del Fuenlabrada se han unido en un comunicado para expresar su "indignación" con LaLiga, que en su comunicado anunció que el equipo madrileño renunciaba a la disputa de su encuentro contra el Deportivo, aplazado el pasado lunes. La plantilla exige a las "distintas instituciones que se pongan de acuerdo en fijar una fecha razonable" para jugar contra el conjunto blanquiazul.

Barajan la posibilidad de "afrontar el partido con los jugadores que haya disponibles en ese momento", pues entienden que todavía tienen opciones de entrar en el play off de ascenso.

Los jugadores del Fuenlabrada manifiestan que se consideran los "únicos perjudicados" por la situación. "Somos los afectados directamente por una pandemia mundial y sufrimos las consecuencias deportivas al negársenos el derecho a disputar el partido frente al Deportivo".

La plantilla, además, se reserva "el derecho a emprender acciones legales" para defender su postura.