02 de agosto de 2020
02.08.2020
La Opinión de A Coruña

Tres vías hacia un horizonte de 24 equipos

LaLiga sondea qué opinan los clubes tras la propuesta de la RFEF para que Dépor y Numancia tengan plaza en Segunda - Si no hay acuerdo, la propia Federación o incluso el CSD podrían acabar decidiendo

02.08.2020 | 02:26

La propuesta trasladada el pasado viernes a LaLiga por el secretario de la Real Federación Española de Fútbol, Andreu Camps, para que considere "la opción de aceptar una liga de Segunda División con 24 equipos de manera excepcional y solo para la temporada 2020-21", incluidos Deportivo y Numancia, necesita ahora de un "acuerdo entre ambas partes", según detalla el Convenio de Coordinación firmado entre la RFEF y LaLiga el 3 de julio de 2019 y que tiene vigencia hasta el 30 de junio de 2024. Ese texto establece que "el número de clubes participantes en cada categoría profesional, con un límite máximo de veinte equipos en Primera División y veintidós en Segunda División A, así como el de ascenso y descenso entre la Primera y la Segunda División, será determinado de mutuo acuerdo entre la RFEF y LaLiga". "Dicho acuerdo deberá ser adoptado con anterioridad al inicio de la competición en que fuesen de aplicación tales decisiones, no pudiendo ser modificado durante el transcurso de la misma", añade. Si LaLiga no diese el visto bueno a la propuesta de la Federación para ampliar excepcionalmente a 24 el número de equipos, se pasaría a un nuevo escenario abierto a posibles interpretaciones del Convenio, en el que podrían tener la última palabra tanto la propia Federación como, llegado el caso, el Consejo Superior de Deportes.

LaLiga está sondeando a los clubes para conocer qué opinan sobre la propuesta federativa de ampliar a 24 los participantes en la próxima edición de la Segunda División. La Comisión Delegada de la patronal debe proponer la convocatoria de una Asamblea Extraordinaria, que será la que decida sobre la cuestión, aunque el voto de cada uno de los 20 clubes de Primera pesará un 10% más que el de cada equipo de Segunda, según lo pautado en los Estatutos Sociales de la Liga Nacional de Fútbol Profesional: "Los votos de los miembros que militen en Primera División se computarán a razón de 1,1 y los votos de los miembros que militen en Segunda se computarán a razón de 1". También el voto del presidente, Javier Tebas, "se computará a razón de 1".

Eventualidad deportiva

Si LaLiga no diese el OK, la redacción del Convenio de Colaboración abre la puerta a una interpretación del texto según la cual la opción de ampliar en dos equipos la categoría de plata podría encajar como una "propuesta sobre el desarrollo de la competición" derivada de "eventualidades deportivas", en este caso las consecuencias de la decisión de aplazar el Deportivo-Fuenlabrada y mantener la disputa de los demás partidos. Ahí es donde, si se interpreta el texto de esta forma, podría acabar decidiendo la Federación.

"Las propuestas sobre el desarrollo de la competición, clasificación final y determinación de los clubes vencedores corresponden a LaLiga que necesitará el previo acuerdo de la RFEF para llevarlas a efecto. A tal efecto -sigue el Convenio- se creará una comisión, formada por el Secretario General de la RFEF y la persona que designe LaLiga y sus respectivos Jefes de Competiciones, al efecto de analizar los cambios reglamentarios necesarios a fin de que esta Comisión sea competente para todo lo que sea referente a eventualidades deportivas durante la competición. En caso de desacuerdo será el Presidente de la RFEF, u órgano en el que éste delegue, el que decidirá finalmente".

El Convenio de Coordinación también detalla más adelante la fórmula para la resolución de conflictos, una medida que tampoco hay que descartar si LaLiga y la Federación no son capaces de desbloquear la actual problemática. "Las partes acuerdan someter los conflictos que puedan surgir en la interpretación y aplicación del presente Convenio y que no hayan podido ser solucionados, previamente, a la Comisión de Seguimiento del Consejo Superior de Deportes, facultando a ésta que tome las decisiones que considere necesarias para el cumplimiento del convenio. El Consejo Superior de Deportes tendrá total competencia para hacer cumplir a ambas asociaciones deportivas las obligaciones recíprocas asumidas con base a este Convenio". En tal caso, el CSD podría tener la última palabra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes