06 de agosto de 2020
06.08.2020
La Opinión de A Coruña
deportivo

Caso Fuenlabrada | Hay partido en los despachos

El juez instructor de Competición tomará hoy varias declaraciones claves en el procedimiento que podría acarrear el descenso administrativo del Fuenlabrada

06.08.2020 | 00:56
Un futbolista del Fuenlabrada abandona el hotel Finisterre tras el confinamiento.

El resultado final del encuentro que enfrentará mañana en Riazor al Deportivo y al Fuenlabrada podría no ser el definitivo, si después el club madrileño es sancionado cuando concluya el expediente extraordinario abierto por el juez instructor del Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol, Ricardo Esteban Díaz Sánchez. Ese procedimiento, en caso de que se demuestre la culpabilidad del Fuenlabrada, podría acarrearle "la pérdida de los tres puntos y el descenso administrativo", según recordó públicamente anteayer el asesor jurídico del Dépor, Óscar Rama. De las cuatro vías que el club tiene abiertas en los despachos para reclamar sus derechos, ésta es la que desde la plaza de Pontevedra consideran que tiene más visos de prosperar. Para la resolución de ese expediente resultarán claves las testificaciones que Díaz Sánchez tiene previsto obtener hoy y que ya fueron aplazadas varias veces por la estrategia del Fuenlabrada de dilatar al máximo este proceso.

Por este orden, declararán esta mañana el médico del Fuenlabrada, Juan Manuel Blanco Navarro; el representante del futbolista del Fuenlabrada Hugo Fraile, Rodrigo Fernández Lovelle; Hugo Fraile; el entrenador del equipo madrileño, José Ramón Sandoval; y el presidente del club, Jonathan Praena. Además, a petición del Fuenlabrada testificarán también hoy su directora general, Patricia Praena; su director deportivo, Miguel Melgar; su director de seguridad, Miguel Ángel Moreno; su delegado, Rubén Anuarbe; sus capitanes Juan Manuel Marrero, Mikel Iribas y Cristóbal Márquez. También comparecerán los inspectores de LaLiga asignados al Fuenlabrada, Miguel López y José Miguel Valdés; el presidente de la patronal del fútbol, Javier Tebas; y por último, el adjunto a la presidencia de LaLiga y relaciones institucionales, Roberto Bermúdez de Castro.

El juez instructor accedió a oficiar a la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) para que informe de si recibió denuncia por parte de algún jugador del Fuenlabrada poniendo en conocimiento del sindicato "algún posible incumplimiento del referido club respecto de los protocolos sanitarios existentes".

En su escrito del pasado 27 de julio, el juez instructor consideraba "evidente que las presuntas infracciones que se imputan al CF Fuenlabrada SAD podrían suponer, de ser ciertas, un fraude a la competición, atentando a la salvaguarda del buen orden deportivo, a la integridad de la competición, y al correcto desarrollo de los espectáculos deportivos con riesgos para los espectadores o los participantes, conductas todas ellas tipificadas en el Código Disciplinario de la RFEF (conductas contrarias al buen orden deportivo, infracciones sobre el correcto desarrollo de los espectáculos deportivos, omisión de medidas de seguridad...), sin perjuicio de lo que pueda resultar de la presente instrucción", advertía entonces Ricardo Esteban Díaz Sánchez.

El Fuenlabrada está tratando de dilatar este procedimiento lo máximo posible y, de hecho, logró aplazar varias veces las testificaciones. Inicialmente estaban programadas para hace ocho días, el miércoles 29 de julio, pero la recusación contra Díaz Sánchez por parte del club madrileño las paralizó. Una vez desestimada, el Fuenlabrada alegó el viaje de parte de su expedición desde A Coruña a Madrid para volver a posponer las declaraciones fijadas para el viernes 31. Hoy, por fin, el juez instructor escuchará a los protagonistas antes de trasladar a Competición una propuesta de sanción. Si no la acepta, el Deportivo podrá recurrir ante Apelación y, llegado el caso, también ante el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes