07 de agosto de 2020
07.08.2020
La Opinión de A Coruña
Deportivo

Caso Fuenlabrada | Tebas y su adjunto evitan testificar ante el juez instructor de Competición

Jugadores del Fuenlabrada reconocen que no les comunicaron los positivos de sus compañeros hasta el 20 de julio por la tarde, horas antes del partido aplazado

07.08.2020 | 00:58
Javier Tebas, presidente de LaLiga.

El juez instructor del Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol, Ricardo Esteban Díaz Sánchez, avanzó ayer en el expediente extraordinario abierto al Fuenlabrada con un carrusel de declaraciones telemáticas entre las que no estuvo la del máximo dirigente de LaLiga, Javier Tebas, ni la de su adjunto a la presidencia y relaciones institucionales, Roberto Bermúdez de Castro. Ambos estaban citados para testificar a petición del Fuenlabrada, pero evitaron comparecer ante el juez instructor.

Sí lo hicieron varios futbolistas del Fuenlabrada, que reconocieron que desde el club no les comunicaron que había contagiados por coronavirus ya confirmados en el equipo hasta el lunes 20 de julio por la tarde, en el hotel Finisterre, horas antes del encuentro fijado para las 21.00 horas en el estadio de Riazor y que, finalmente, fue aplazado debido a los positivos en el conjunto madrileño.

Lovelle se reafirma

Es lo mismo que expresó hace días públicamente Rodrigo Fernández Lovelle, el agente del jugador del Fuenlabrada Hugo Fraile, y que ayer ratificó ante el juez instructor durante el cuarto de hora que prestó declaración. "Como algunos insinuaban que lo que querían era que dijese la verdad, pues que estén tranquilos, porque yo siempre delante de un juez digo la verdad, nunca voy a engañar a nadie", garantizó el representante de Hugo Fraile (Fuenlabrada) y Borja Valle (Deportivo). Fue Fraile el que comunicó telefónicamente a Lovelle cómo y cuándo se enteró de los positivos en su equipo. "El presidente [Jonathan Praena] se lo dijo en la merienda, antes del partido, fue cuando dijo que estaban varios compañeros infectados por coronavirus y que, probablemente, no se jugase el partido". Según Marca, las declaraciones de todos los citados por el instructor no coincidieron plenamente e incluso algunos de los jugadores señalaron que no se enteraron de los positivos que había en el equipo hasta la charla previa al partido en el hotel.

El expediente está en la recta final y muy próximo a resolverse. Una vez que concluya la instrucción, Díaz Sánchez trasladará una propuesta de sanción al Comité, que en caso de ser aceptada podría incluso acarrear la pérdida del partido que se jugará esta tarde en Riazor y el descenso administrativo del equipo madrileño, lo que permitiría al Deportivo salvar la categoría.

El pasado 27 de julio, el juez emitió un escrito en el que consideraba que las presuntas infracciones del Fuenlabrada "podrían suponer, de ser ciertas, un fraude a la competición, atentando a la salvaguarda del buen orden deportivo, a la integridad de la competición, y al correcto desarrollo de los espectáculos deportivos con riesgos para los espectadores o los participantes, conductas todas ellas tipificadas en el Código Disciplinario de la RFEF (conductas contrarias al buen orden deportivo, infracciones sobre el correcto desarrollo de los espectáculos deportivos, omisión de medidas de seguridad...), sin perjuicio de lo que pueda resultar de la presente instrucción".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes