10 de agosto de 2020
10.08.2020
La Opinión de A Coruña

Manos atadas en la planificación del Dépor

La incerteza sobre la categoría en la que competirá el equipo coruñés la próxima temporada congela la confección de la nueva plantilla - Si el descenso se consuma, podría truncar hasta 17 contratos

10.08.2020 | 00:51
El presidente del Deportivo, Fernando Vidal, saluda en Abegondo a Víctor Mollejo en la víspera del Dépor-Fuenlabrada del viernes.

La batalla legal en la que el Deportivo está inmerso para defender sus derechos, pisoteados tras la adulteración de la competición por la ruptura del horario unificado en la última jornada, mantiene en suspenso la planificación de la plantilla 2020-21. Una consecuencia lógica de la incertidumbre actual sobre cuál será la categoría en la competirá finalmente el equipo coruñés la próxima campaña. De momento, desde la plaza de Pontevedra la esperanza de mantenerse en Segunda sigue viva y el club llegará hasta el final para conseguir lo que está convencido que es de justicia, aunque el tiempo juega en contra del Dépor. Debido a esa incerteza tiene las manos atadas a la hora de tomar muchas decisiones importantes y, al mismo tiempo, está en una situación de desventaja con respecto a los demás equipos, bien los de Segunda División o, llegado el caso, los de Segunda B.

De consumarse el descenso, podría truncar hasta 17 contratos pactados para competir en la categoría de plata, empezando por los de cuatro de los ocho fichajes de invierno -Keko Gontán, Uche Agbo, Sabin Merino y Claudio Beauvue-, que en enero firmaron con una cláusula para renovar de forma automática en caso de salvación. Los cuatro regresaron la pasada semana a A Coruña en un tiempo récord, respondiendo de inmediato a la llamada del club para reunir jugadores con los que presentarse al paripé frente al Fuenlabrada organizado por LaLiga el pasado viernes en Riazor. Beauvue marcó los dos goles, Sabin Merino también fue titular y Keko Gontán entró en la segunda parte. Uche, que tenía el tránsfer vencido y además está recuperándose de una lesión, fue el único de los cuatro que no participó en ese esperpéntico cierre liguero.

Su futuro es incierto, como el del lesionado Michele Somma, que tenía apalabrada una ampliación. Para Segunda tienen un año más de contrato Dani Giménez, Vicente Gómez y Eneko Bóveda; a Salva Ruiz y a Mujaid Sadick le quedan dos campañas; y tres a Gaku Shibasaki. A esa lista de jugadores que no saben a ciencia cierta dónde jugarán la próxima campaña hay que sumarle otros cinco, los cedidos Borja Galán, Gerard Valentín, Vassilis Lampropoulos, Diego Rolan y Fede Cartabia. Caso aparte es el de Álex Bergantiños, auténtico estandarte del Dépor y llamado a seguir portando el brazalete la próxima campaña, sea en la categoría que sea.

Son muchos los jugadores blanquiazules que en pleno mes de agosto desconocen dónde jugarán finalmente la próxima campaña. Por ahora tienen un pequeño margen y pueden esperar algo a que la situación se aclare, pero si el tiempo pasa y se demora la solución al caos generando por la decisión de aplazar solo el Dépor-Fuenlabrada, tendrán que buscar equipo. El club nada puede hacer mientras no sepa en qué categoría competirá y desde cuándo, ya que si finalmente es en Segunda División B el arranque podría trasladarse, como muy pronto, a finales de año o a enero de 2021. Lo decidirá hoy la Real Federación Española de Fútbol en la reunión que mantendrá con los responsables de las Territoriales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes