29 de septiembre de 2020
29.09.2020
La Opinión de A Coruña

Un plan para Uche Agbo

El nigeriano afronta una puesta a punto específica tras una pretemporada atípica marcada por su futuro

29.09.2020 | 00:45
Uche Agbo, en el partido de la temporada pasada contra el Sporting en Riazor.

Uche Agbo afrontó en las últimas semanas el desafío de convencer al Standard de Lieja para que le permitiera marcharse y firmar un contrato de larga duración con el Deportivo, pero por delante tiene otro igual de importante después de incorporarse ayer de nuevo a los entrenamientos en las instalaciones de Abegondo. El centrocampista nigeriano deberá recuperar el tiempo perdido en una pretemporada más enfocada para él en resolver su futuro que en alcanzar un buen estado de forma y recuperarse de la lesión en la rodilla derecha que sufrió a finales de junio y que le impidió disputar el tramo decisivo del campeonato pasado.

Resuelta su continuidad en A Coruña, a Uche ya se le pudo ver ayer sobre el césped de los campos de la ciudad deportiva. La parte menos exigente de la sesión, el calentamiento y los rondos, la hizo junto a sus compañeros, pero después se ejercitó en compañía de uno de los readaptadores para una puesta a punto prácticamente obligatoria después de casi tres meses parado.

El jugador nigeriano deberá dejar atrás definitivamente la lesión en la rodilla derecha que sufrió en el partido que el equipo disputó en Tenerife la temporada pasada y que le obligó a perderse las últimas jornadas de competición. Aunque se descartó un problema grave, el centrocampista todavía no se ha recuperado de aquella distensión en los ligamentos y eso condiciona su reincorporación inmediata a los entrenamientos con el grupo después de que ayer se anunciase su llegada por cuatro temporadas.

Uche representa una de las apuestas más fuertes del club para su proyecto en Segunda División B, pero tiene por delante un largo periodo de adaptación antes de convertirse en el futbolista dominador que se pudo ver después del confinamiento cuando se reanudó el campeonato.

El jugador necesitará un proceso parecido al que ya se sometió tras su aterrizaje en el club en el pasado mercado invernal. Por aquel entonces llegó después de un largo tiempo sin competir y le costó alcanzar un buen estado de forma. Fernando Vázquez reconoció que se precipitó cuando le hizo debutar, pero el nigeriano cambió después del parón. El trabajo previo a la vuelta de la liga le sirvió para ponerse a tono y se convirtió en la referencia del centro del campo hasta que la lesión le apartó de las alineaciones.

Desde entonces el jugador ha estado recuperándose mientras resolvía su futuro. Uche incluso se incorporó a la pretemporada a pesar de que no estaba claro que fuera a continuar debido al descenso a Segunda División B. El nigeriano contaba con otras propuestas, pero finalmente decidió aceptar la del Deportivo hasta 2024. La contratación del centrocampista figuraba como una de las operaciones estratégicas del club, que lo considera como una apuesta de futuro.

La dirección deportiva deberá ahora resolver la llegada de un central que cubra la vacante dejada por Michele Somma tras la salida del defensa italiano. Al mismo tiempo, Keko Gontán también está pendiente de confirmar si finalmente se queda en el equipo de cara al curso que viene.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas