30 de septiembre de 2020
30.09.2020
La Opinión de A Coruña
Fútbol

Bóveda hasta 2022

El defensa amplía su contrato con el club y seguirá al menos dos temporadas

30.09.2020 | 01:07
Eneko Bóveda, durante un entrenamiento en la ciudad deportiva de Abegondo.

Eneko Bóveda (Bilbao, 1988) ha ampliado su vínculo con el Deportivo y seguirá al menos dos temporadas más como blanquiazul, hasta 2022. El defensa había modificado el contrato inicial que firmó cuando aterrizó en el club en enero de 2018 para extenderlo hasta el año que viene y ahora lo alarga un curso más a pesar del reciente descenso a Segunda División B. Bóveda arrancará en poco más de dos semanas la que será su cuarta campaña en A Coruña, aunque a la primera llegó con el campeonato ya iniciado, y podría alcanzar las cinco después de su renovación.

El lateral figura actualmente como uno de los jugadores de la plantilla con más temporadas seguidas en el equipo y es uno de los veteranos. Le superan Borges y Bergantiños, pero los dos atravesaron paréntesis en sus trayectorias como deportivistas. El costarricense completó tres cursos y medio antes de su periplo en Turquía y posterior regreso este verano, y el centrocampista coruñés jugó una campaña en el Sporting antes de volver al club en el verano de 2018. Unos meses antes había recalado Bóveda en el Deportivo, al que le ha tocado experimentar la deriva negativa en la que se ha visto inmersa la entidad.

El defensa vasco llegó en el mercado de invierno de 2018 para reforzar el lateral derecho y colaborar en la permanencia en Primera, pero sufriría una grave lesión muscular que lo apartó de las alineaciones. Aquel curso acabaría en descenso, pero Bóveda fue uno de los jugadores que permanecieron en la plantilla para afrontar el regreso a la máxima categoría.

Tuvo protagonismo el curso siguiente a pesar del fichaje de David Simón, pero le tocó vivir una nueva decepción con el ascenso frustrado en Mallorca. La temporada pasada volvió a ser habitual en las alineaciones, aunque tendría que asimilar la caída a Segunda División B después de soñar con una remontada que parecía imposible con el equipo desahuciado a comienzos de año.

Bóveda se queda así para afrontar el reto de devolver al club al fútbol profesional después de que se le relacionase con algunos conjuntos de Segunda. Su continuidad, sin embargo, parecía clara dada su experiencia y de que conoce la categoría de sus etapas en el filial del Athletic y en el Eibar, con el que ascendería de Segunda B a Primera de manera consecutiva dirigido por el exentrenador deportivista Gaizka Garitano.

El lateral derecho parece de entrada reservado este año para él, aunque tendrá que competir con el canterano Valín para adjudicarse el puesto. A favor de Bóveda juega además su polivalencia dado que también se puede desempeñar en el centro de la defensa. El futbolista vasco, sin embargo, ha jugado principalmente en el costado derecho y sus apariciones en el centro estuvieron reservadas a circunstancias excepcionales en sus dos temporadas y media en las filas del Deportivo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook