08 de octubre de 2020
08.10.2020
La Opinión de A Coruña

El Deportivo desestabiliza por las bandas

La incorporación de Lara y Koke marcan el partido ante el Pontevedra, en el que brilló Beauvue, con dos goles

08.10.2020 | 00:52

A dos semanas vista del inicio de la temporada, el Deportivo saldó con una sufrida victoria su cuarto amistoso de preparación, primero ante un adversario de su misma categoría y además rival en la competición que comenzará el siguiente fin de semana. Ganó al Pontevedra en Pasarón un encuentro en el que los granates se habían adelantado cuando jugaban con un futbolista menos, y en el que los blanquiazules remontaron en los últimos instantes gracias al doble acierto de Claudio Beauvue. El atacante de Guadalupe remató, pero las bandas, con Keko y Lara ya sobre el césped, fue lo que le dio vida a los coruñeses.

Fue un encuentro dominado y controlado por los deportivistas, aunque con escasa profundidad a pesar de ser los dueños del balón. Mandó en un centro del campo poblado por futbolistas con buen manejo de la pelota y con otros dos en la punta de ataque. Demasiados intentos por el centro al dejar los costados solo para la incorporación de los laterales. Por lo menos así inició Fernando Vázquez este amistoso. Pero estos enfrentamientos están para probar y dan lugar a cambios que también se producirán en la competición oficial; aquí ya no habrá tiempo para pruebas porque será necesario ganarlo prácticamente todo, algo harto complicado en este subgrupo 1 del Grupo A.

Y los cambios fueron los que decidieron ayer. No por sabido por parte del técnico, pues con Keko y con Lara el equipo blanquiazul gana en ataque porque son futbolistas que están llamados a marcar la diferencia en esta categoría cuando juegan abiertos; sin embargo, Vázquez necesita disponer de otros argumentos y que sus jugadores los tengan asimilados para cuando sea necesario introducir alguna variación.

Con futbolistas pendientes de recuperarse, ayer, además de Lara y Keko, brilló Beauvue, que acertó en los dos goles -el primero de penalti- en apenas cuatro minutos. Calcado a lo que sucedió cuando el Fuenlabrada vino a cerrar la Liga a Riazor; en aquel partido del paripé.

Hasta ayer, el Deportivo había disputado tres amistosos, todos contra equipos de Tercera, y todos ante rivales gallegos. Empezó con la victoria en La Magdalena contra el Racing Villalbés (0-3), continuó con la victoria en Riazor frente al Arzúa (5-0), y después el empate sin goles ante el Bergantiños. Ahora solo queda una prueba, la del sábado en Bembibre ante el Valladolid B, posible rival de los deportivistas en la segunda fase.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook