12 de octubre de 2020
12.10.2020
La Opinión de A Coruña

Balas de fogueo antes del fuego real

El equipo coruñés cierra con dudas su carrusel de amistosos y activa la cuenta atrás para la hora de la verdad, el domingo ante el Salamanca - Álex, el que más jugó - Galán y Rolan, los únicos inéditos

12.10.2020 | 01:15
Los futbolistas del Dépor celebran uno de los cinco goles frente al Arzúa en Riazor.

Uche Agbo, que reapareció el pasado sábado para jugar la última media hora frente al Valladolid Promesas, fue el último futbolista del Deportivo utilizado por Fernando Vázquez en los partidos de preparación. En total, alineó a 21 jugadores del primer equipo a lo largo de los cinco encuentros, contando a Adri Castro, que parte con ficha del filial aunque, en principio, es uno más a sus órdenes. De los futbolistas con dorsal, solo el lesionado Borja Galán y el recién incorporado Diego Rolan permanecen inéditos. Los demás, jugaron todos, el que menos el propio Uche (25 minutos) y el que más el incombustible Álex Bergantiños (335). Cinco balas de fogueo para ir preparando el fuego real, que llegará el domingo en Riazor ante el Salamanca (19.00 horas).

El Dépor cerró sus amistosos con un balance de tres victorias -Racing Villalbés (0-3), Arzúa (5-0) y Pontevedra (1-2)-, un empate sin goles en As Eiroas contra el Bergantiños, y una derrota el pasado sábado en Bembibre ante el Valladolid Promesas (0-2). Más allá de los resultados, que son lo de menos en esta fase precompetitiva, el equipo coruñés se despide de la pretemporada con más dudas que certezas, sobre todo en la creación. Especialmente espeso se mostró ante el Bergantiños y el filial del Valladolid, y en ambos casos se quedó sin marcar.

Un 4-4-2, el dibujo básico

En cuanto al sistema, Vázquez ha venido apostando por un 4-4-2, con matices puntuales pero mostrando claramente su preferencia por jugar con dos delanteros a la vez. En Bembibre, por ejemplo, fueron Beauvue y Miku los que formaron desde el inicio como referencias ofensivas. Son dos de los cinco arietes que el técnico tiene en nómina, con Rui Costa, Adri Castro y el inédito Rolan también para el gol.

Vázquez trató sobre todo de repartir mucho los minutos para no sobrecargar de esfuerzos a ninguno de sus futbolistas. En parte, diseñó las alineaciones condicionado por los problemas físicos de varios de sus jugadores, algo habitual en pretemporada por la exigencia de las sesiones, muchas veces dobles. Además de Uche, que arrastraba una lesión desde el final de la pasada campaña y no pudo debutar hasta el último amistoso, también Galán pasó por la enfermería, así como Beauvue, que se perdió los dos primeros encuentros por molestias. Rui Costa solo pudo participar en Vilalba antes de lesionarse, mientras que Salva Ruiz tuvo que pedir el cambio en Pontevedra y está recuperándose de una sobrecarga por la que fue baja ante el Valladolid Promesas el pasado fin de semana.

En cambio, hasta doce futbolistas tuvieron minutos en los cinco amistosos: Valín, Bóveda, Juan Rodríguez, Mujaid, Álex, Granero, Héctor, Borges, Gandoy, Adri Castro, Keko y Miku. El más utilizado fue Álex (335 minutos), uno de los cinco que llegaron a los 300 junto a Bóveda (333), Mujaid (315), Keko (315) y Borges (300). Todos con mucha presencia y llamados a tener un papel protagonista en el camino de regreso a Segunda. 21 futbolistas con minutos, aunque en realidad participaron 24, contando el testimonial concurso del portero fabrilista Alberto y del centrocampista Sanmartín, también del filial, ante el Racing Villalbés, además de los dos encuentros en los que participó Álvaro Queijeiro, quien pidió permiso para ejercitarse con el Deportivo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook