13 de octubre de 2020
13.10.2020
La Opinión de A Coruña
fútbol

Saber adaptarse para poder imponerse

El Dépor, obligado a aclimatarse a las peculiaridades de la Segunda B para plasmar su teórica superioridad en una categoría "muy perra", según Liaño, Viqueira y Vicente

13.10.2020 | 00:43
Fernando Vázquez da instrucciones en Riazor durante el amistoso contra el Arzúa.

Con una plantilla plagada de jugadores de Primera y Segunda División, el Deportivo iniciará el domingo su camino en la categoría de bronce del fútbol español con el cartel de claro favorito al ascenso por su elevado potencial, a priori superior al de todos sus rivales. Esa es la teoría, pero para que se vea reflejada en la práctica el Dépor está obligado a adaptarse con éxito y de inmediato a las peculiaridades de la Segunda B: rivales, campos, planteamientos? pequeños detalles a los que el equipo coruñés no está acostumbrado, pero a los que debe aclimatarse desde ya para cumplir el objetivo. Y esta temporada urge especialmente que el aterrizaje en Segunda B sea efectivo al primer intento teniendo en cuenta que el nuevo sistema de competición penaliza más adelante a aquellos candidatos al ascenso que se van dejando puntos por el camino. Línea por línea el plantel blanquiazul cuenta con mimbres para el optimismo, a juicio de los exdeportivistas Paco Liaño, Emilio Viqueira y Vicente Celeiro. Coinciden al ensalzar el potencial coruñés, pero a la vez los tres insisten en la importancia de que el Dépor sepa desde el primer momento dónde está y qué es lo que le espera.

Equilibrio, empezando por la defensa. El exguardameta cántabro Paco Liaño, "gratamente sorprendido por la plantilla que ha podido configurar el Dépor", advierte de que "no va a ser un camino de rosas" el que le espera a su exequipo. "El portero va a tener trabajo, seguro. Es una categoría muy perra y todos los partidos tendrán su dificultad pero el Deportivo, vaya donde vaya, va a ser favorito. Ahora mismo es claramente una plantilla muy superior a cualquier otra en Segunda B", recalca Liaño. A su juicio, será clave mantener un equilibrio en todas las líneas para ser un bloque fiable no solo en ataque sino también en defensa. En definitiva, "decisivo en las dos áreas". "También habrá partidos que los gane desde la seguridad defensiva", augura el dos veces vencedor del Trofeo Zamora bajo los palos del Superdépor. El factor campo, según él, va a ser un aspecto que habrá que tener muy en cuenta porque "el Deportivo, por así decirlo, va a jugar dos ligas, una en Riazor, donde cualquier rival debería sufrir, y otra fuera; ahí le va a tocar cambiar de mentalidad y bajar más al barro".

Centrocampistas de superior categoría. No solo en defensa el Dépor cuenta con calidad y cantidad. También las demás líneas ofrecen garantías en teoría, empezando por el centro del campo. Álex Bergantiños, Celso Borges, Uche Agbo y Yago Gandoy son los teóricos mediocentros. Según Emilio Viqueira, "a los cuatro se les queda pequeña la categoría". "El Deportivo tiene una plantilla muy buena pero se tiene que adaptar lo más rápido posible a la Segunda B e igualar las intensidades y lo que requiere la competición. Si no, lo pasará mal. Si es capaz de correr y hacer lo mismo que los rivales, la realidad es que tiene mayor calidad. Si iguala en intensidad, son mejores, seguro", recalca el excentrocampista. Contrarrestar la altísima motivación con la que los adversarios encararán sus encuentros ante el conjunto de Fernando Vázquez será otro factor decisivo. "Este año va a ser el rival a batir. Todos van a dar el máximo contra el Dépor. Va a ser un año complicado. Hay muchos futbolistas en Segunda B que podrían estar en Segunda", apunta el santiagués.

Variedad y cantidad en la línea ofensiva. Más posibilidades aún tiene el Dépor de tres cuartos de campo en adelante, con hombres de banda específicos como Lara, Keko o Galán, futbolistas creativos como Nacho González y cinco delanteros bien diferentes: Beauvue, Miku, Rui Costa, Rolan y el fabrilista Adri Castro. El joven coruñés sueña con hacer historia en Riazor como a finales de los 80 lo logró Vicente Celeiro, quien espera mucho de este nuevo Dépor 2020-21. "Como delantero que fui, al mirar las plantillas me fijo mucho en la gente de ataque y no hay duda de que en la parte ofensiva el Dépor es superior a cualquier rival de la categoría", argumenta Vicente. "Tiene potencial de equipo de Segunda, incluso con futbolistas que han jugado en Primera, pero no es fácil competir en Segunda B. Tienen que adaptarse y saber dónde están desde el primer momento", recalca el legendario delantero blanquiazul. Riazor, a su juicio, tiene que ser un fortín inexpugnable: "En casa no hay disculpa. No tendrían que dejarse muchos puntos. Posiblemente jugarán como si estuviesen en otra categoría pero luego a domicilio tienen que pensar que les esperan algunos campos en condiciones regulares. Hay que saber jugar un poquito con todo eso. Seguro que son conscientes de ello, tantos los jugadores como el cuerpo técnico".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook