Fernando Vázquez admitió ayer después de la victoria del Deportivo ante el Salamanca que todavía tiene trabajo por delante para conseguir que el juego del equipo sea más convincente. El técnico blanquiazul reconoció los problemas que atravesaron los suyos y puso como ejemplo el partido de lo que les espera en la temporada. "No fue un partido espectacular por parte del Dépor, digamos que tenemos que mejorar muchísimo y hacer un fútbol más fluido y más rápido", reflexionó Vázquez. "Estamos lejos del ritmo al que tiene que estar el equipo, especialmente en ataque, porque en defensa no tuvimos problemas. Sabemos a lo que nos vamos a enfrentar a partir de ahora porque más o menos todos los partidos van a ser de este corte. Hay que tener una claridad ofensiva impresionante para romper sistemas defensivos con muchísimos jugadores detrás de la pelota", añadió.

Vázquez subrayó que notó al equipo "tenso" ante el que era su estreno en la categoría y deslizó que eso se dejó notar a lo largo del encuentro. "Era el primer partido y por lo tanto había esa tensión y esos nervios de inicio en una categoría desconocida para nosotros. Creo que nos afectó bastante y estábamos bastante tensos", destacó.

Esos nervios se esfumaron con el gol de Bóveda en el descuento, que liberó al grupo y permitió firmar la primera victoria del curso. "El equipo estaba tenso al principio, era como la primera clase y siempre estás un poco nervioso, no sabes exactamente cuál es tu nivel con respecto a los demás", insistió Vázquez. "El ambiente en el vestuario parecía que ganáramos una final. El equipo soltó amarras, estaba muy contento y muy feliz. Tenemos un grupo extraordinario que se relaciona perfectamente", indicó acerca del desenlace final del partido contra el Salamanca.

El entrenador deportivista manifestó que el equipo evolucionará conforme lo hagan sus jugadores y mejoren su estado de forma. "La prioridad es que los futbolistas estén bien y se sientan en un estado de forma adecuado. A partir de ahí está claro que a nivel colectivo hay que mejorar en general. La razón es que fuimos recibiendo futbolistas y falta trabajo", analizó.

"No estamos dando el nivel individual que tienen todos los jugadores por falta de preparación y falta de entrenamiento. Esos partidos nos darán ritmo competitivo que necesitamos para perfeccionar el fútbol ofensivo del equipo, que es lo que tenemos que mejorar", apuntó Fernando Vázquez.

El técnico también agradeció la presencia de público ayer en el estadio. "Si este partido hubiera sido sin público, no lo hubiéramos ganado. Creo que lo que nos hizo ganar el partido fueron los 3.000 aficionados que estuvieron en Riazor", aseguró el técnico blanquiazul.