Héctor Hernández se estrenó en Salamanca contra el Unionistas en partido oficial, y lo hizo con un golazo que permitió al Deportivo sumar los tres puntos en un campo complicado. El lateral zurdo reconoce que el disparó le "salió ahí" en referencia a la escuadra de la portería adversaria, pero también asegura que fue un disparo a portería con toda la intención. "La jugada estaba más que hablada con Keko -que ejecutó el córner-. Me vino el balón, busqué portería y luego tuve la fortuna de que me saliera ahí (a la escuadra), pero en todo momento busqué portería", insistió el lateral zurdo blanquiazul.

Ahora espera su estreno en Riazor, en el partido que los blanquiazules disputarán ante el Coruxo -pendientes del aforo que permitirá la Xunta-, un equipo que para Héctor es más fuerte de lo que muestran sus números. "Seguramente los puntos del Coruxo no reflejen el verdadero potencial que tiene y vamos a salir convencidos de que tenemos un rival duro enfrente", declaró ayer en Abegondo.

Una vez cumplimentadas las tres primeras jornadas, el Deportivo está en el grupo de cabeza, empatado a puntos con el Zamora y el Pontevedra, pero con "un amplio margen de mejora", en opinión de Héctor. "Creo que el equipo en general tiene mucho margen de mejora. Esto solo acaba de empezar, estamos cogiendo conceptos del entrenador, poco a poco iremos cogiendo la idea que nos transmite y eso se verá en el campo. Cada domingo se irá reflejando en el terreno de juego esa mejora", indicó.

El partido del domingo es uno de los más complicados que se le presentan al Deportivo en Riazor, ante un rival complicado, aunque ciertos es que baja mucho lejos de O Vao. A última hora de la noche en el club de la plaza de Pontevedra desconocían si podría haber aficionados en las gradas, de qué aforo podría disponer, o si incluso tendría que disputarse a puerta cerrada, tras las nuevas medidas restrictivas impuestas por la Xunta, que entrarán en vigor a partir de la próximo medianoche.