El Deportivo Abanca sigue sin solucionar sus graves problemas creativos y sobre todo defensivos, que esta vez aprovechó el Levante para sentenciar su claro triunfo con tres goles en la primera media hora del encuentro disputado ayer en Buñol. Al final, 4-1 y nueva derrota del equipo coruñés, que no da señales de mejora y sigue sin puntuar tras haber disputado siete partidos.

Se adelantó el Levante en el minuto 3, con un tanto de Carol, y seis minutos después Andonova amplió la ventaja. Otra vez un marcador en contra desde muy pronto para las blanquiazules, que lejos de reaccionar encajaron el tercero en el 31, obra de Irene Guerrero. Partido decidido con casi una hora todavía por delante.

Michelle Romero, al inicio de la segunda parte, dispuso de la ocasión más clara para devolver la esperanza al Dépor Abanca, pero falló un mano a mano y el equipo coruñés no tuvo capacidad de reacción. Solo Gaby, la mejor de las blanquiazules, le dio cierto sentido al juego del Deportivo en campo contrario, pero el Levante fue muy superior con y sin balón.

La local Esther disparó al larguero justo antes de que Cometti anotara el 4-0 con un remate en el segundo palo a la salida de un córner. La jugadora granota finalizó sin oposición ante la excesiva permisividad de la defensa coruñesa, que como en anteriores jornadas volvió a dar muchas facilidades durante todo el encuentro. Alba Redondo perdonó el quinto al lanzar fuera un penalti cometido por la portera Noelia Bermúdez a diez minutos del final y poco después Ainoa Campo, en el 84, anotó el gol del honor para el Dépor culminando un saque de esquina. El siguiente partido del equipo coruñés será el próximo domingo, en Riazor, contra el Atlético de Madrid (16.15 horas).