Fernando Vázquez, que regresará mañana al banquillo tras su sanción, también se pronunció ayer sobre el partido que espera al Deportivo en Guijuelo y se detuvo en la importancia del terreno de juego, de césped artificial. "El campo no debe ser tan importante, pero tenemos que ser conscientes de la realidad. El campo es un factor a tener en cuenta. En ese campo todo se iguala bastante. Un equipo que no está adaptado sufre, aspectos tácticos desaparecen y los técnicos se igualan", argumentó el técnico deportivista.

Vázquez volvió a analizar el juego del equipo y reconoció que busca una "evolución" que todavía no se ha producido. "Claro que no estoy contento, me gusta ganar, convencer y que la gente disfrute. Persigo la victoria, pero me importa la forma de ganar, si no me importara seguramente sería abandonado por la mayoría de los aficionados. Jugamos para la gente", reflexionó el técnico deportivista sobre su equipo.