Un Dépor de dos caras. Es lo que se desprende de las valoraciones de Fernando Vázquez después del partido contra el Racing de Ferrol en el estadio de Riazor. El 1-0 deja satisfecho al técnico de Castrofeito porque permite al equipo regresar al liderato, porque defensivamente los suyos siguen sin conceder apenas ocasiones y también por la aportación de Diego Rolan, del que dice que con más rodamiento puede ser uno de los jugadores llamados a marcar diferencias en la categoría. Pero a la vez, mostró su preocupación porque los blanquiazules siguen sin encontrar la fórmula en ataque.

“Estoy contento por el resultado”, empezó su rueda de prensa post partido, “pero seguimos en déficit de fluidez, de crear más opciones, más posibilidades de gol”. El entrenador deportivista confesó que intentó probar “algo diferente” desde el inicio pero que decidió cambiar a la media hora de juego. “Me pareció que no funcionaba porque no sentía que tenía el control total del partido”, aclaró. Y volvió a insistir en su análisis en esa dicotomía entre la defensa y el ataque: “Defensivamente no concedemos en exceso, pero tengo que conseguir que el equipo sea más peligroso ofensivamente”.

Vázquez sí que aceptó que el equipo dio pasos adelante en el control del juego. “Utilicé un 4-4-2 en rombo en el primer tiempo, que es un sistema que da mucha capacidad de pase. Teníamos la pelota pero profundizamos poco. Obviamente el objetivo es la excelencia y en eso estamos. Tuvimos la pelota más tiempo en campo contrario pero considero que sigue siendo insuficiente”, valoró.

El entrenador blanquiazul no solo cambió su idea inicial, sino que en el minuto 55, con la entrada en el campo de Álex Bergantiños, también cambió de esquema. “Tenía ese feeling, yo observo el fútbol desde fuera y tengo sensaciones”, explicó. “Buscaba mejorar el equipo y darle más posibilidades de que jugara más relajado. Con el rombo nos faltaba amplitud por fuera y eso es lo que busqué, hacer un espejo al Racing para que sus laterales no hiciesen tanto daño. Y creo que el equipo se sintió más fuerte. El punto débil es qué hacemos ofensivamente”, añadió.

Diego Rolan por fin debutó con la camiseta blanquiazul y lo hizo para marcar el gol de penalti a los cinco minutos del inicio del partido y que finalmente dio la victoria al Deportivo. Para Fernando Vázquez, “cuando su estado de forma vaya subiendo y su nivel de rendimiento sea mejor, será un jugador diferente y que marque las diferencias”. Por eso decidió darle minutos, incluso más de los que tenía previstos en un principio. “Estoy contento y poco a poco veremos a Rolan en un estado de forma mejor”, continuó.

En el lado contrario está la situación del canterano Adri Castro, que todavía no ha debutado y Vázquez definió su estado como “en situación de espera”. “Cuando considere que es el momento oportuno lo sacaré. Hoy era un día y consideraba que lo podía necesitar. Pero al final no tuve esa posibilidad”, dijo.

El equipo contó con el apoyo antes del partido de los Riazor Blues, a los que el club dio acceso a las gradas para honrar a Jimmy en el sexto aniversario de su asesinato: “Imagino que guardarían la distancia de seguridad y estarían con mascarilla, no eran muchos, no lo veo criticable”.