El entrenador del Deportivo Abanca, Manu Sánchez, quiso extraer lo positivo de la derrota ante el Barcelona, sobre todo “el nivel solidario” que ofreció su equipo. “Absolutamente todas trabajaron”, resumió el técnico, así que en ese sentido está satisfecho. Sobre el desarrollo del encuentro, “es lo que esperábamos, ser dominadas prácticamente todo el partido y buscar nuestras opciones con algún contragolpe”. “Estamos ante uno de los mejores equipos del mundo —recordó sobre el Barça— y estoy orgulloso del trabajo del equipo”. Además, Manu Sánchez celebra el “premio” de marcarle al equipo culé, que era “un objetivo interno” que planteó a sus jugadoras en el descanso. “El año pasado fuimos el primer equipo que le hizo gol en la temporada y este año somos el segundo —tras la Real Sociedad—. Hacerle un gol al Barcelona no es sencillo”.

En cualquier caso, el 1-6 de no debe impedir que el Dépor siga creciendo. “Esta derrota no puede llevarnos a las vacaciones de Navidad con mal sabor de boca. El equipo viene en línea ascendente y este es el mal trago que teníamos que pasar”, añadió el técnico.