El Deportivo Abanca regresó ayer por la tarde al trabajo con catorce de las quince jugadoras que estaban confinadas de nuevo a las órdenes del técnico, Manu Sánchez. Tal y como informó el club, la plantilla recibió “el visto bueno de los servicios médicos para retomar los entrenamientos”. “Las quince jugadoras confinadas en los últimos diez días por haber sido contactos estrechos con una persona positiva en COVID-19 pasaron el martes una prueba PCR, resultando todas negativas excepto una, que seguirá en aislamiento tal y como establecen las autoridades sanitarias”, informó el club. Esta semana el Dépor Abanca no competirá.